Podcasts de historia

ETA, (Euskadi Ta Askatasuna)

ETA, (Euskadi Ta Askatasuna)

ETA (Euskadi Ta Askatasuna)

La región vasca en España ha sido durante mucho tiempo un área de disturbios con mucha población local que busca la independencia de España. La región vasca tiene su propia lengua, cultura y tradiciones que difieren considerablemente de las de España. El partido vasco tradicional ha sido un partido de nacionalismo moderado que ha hecho algunos avances hacia este objetivo, pero el éxito a largo plazo parece poco probable y posiblemente poco realista para una región tan pequeña. Descontentos con este enfoque moderado, un grupo de activistas estudiantiles fundó el grupo Patria Vasca y Libertad en 1958, también conocido como ETA. ETA tiene una ideología política marxista pero se centra en la creación de una Patria Independiente para el pueblo vasco conocida como Euskadi. Sus principales demandas son la autodeterminación nacional del País Vasco, la unión de la provincia de Navarra y, por supuesto, la liberación de los terroristas de ETA que actualmente cumplen penas de prisión.

Las primeras acciones terroristas de ETA fueron los atentados con bombas en las ciudades españolas de Bilbao, Vitoria y Santander en 1959, seguidos de un intento de descarrilar un tren que transportaba a veteranos de la guerra civil en 1961. La respuesta de la policía española fue dura con detenciones, registros domiciliarios y un uso considerable de la tortura. . Estas acciones llevaron a muchos vascos al exilio ya otros a los brazos de ETA. Cuando el dictador español, el general Franco, murió en 1976, se restauró la democracia en España y el nuevo gobierno otorgó cierta autonomía a la región vasca con su propio parlamento y control sobre la educación, y la lengua y la cultura vascas se enseñaron en las escuelas. Muchos exiliados regresaron y cayó el apoyo a ETA. Sin embargo, para ETA las concesiones no fueron suficientes y solo la independencia total sería aceptable, por lo que ETA inició una campaña de violencia contra las fuerzas de seguridad y los políticos que ha continuado hasta la actualidad. El gobierno español creó grupos de liberación antiterrorista GAL que asesinaron a 28 presuntos miembros de ETA. Las conversaciones secretas entre ETA y el gobierno español se llevaron a cabo en Argelia en 1992, pero no lograron poner fin al conflicto.

La campaña de violencia de ETA estaba perdiendo rápidamente el apoyo popular y, tras el brutal asesinato de un joven político vasco en julio de 1997, más de 6 millones de españoles salieron a las calles para protestar contra ETA. Un enfoque de línea dura por parte del gobierno español resultó en el arresto de 97 de los 23 miembros del ala política de ETA y el encarcelamiento durante 7 años por ayudar al grupo armado. Los acontecimientos en Irlanda del Norte afectaron a ETA, al igual que con el acuerdo de paz en Irlanda del Norte, los vínculos de ETA con el IRA se debilitaron y ETA anunció un alto el fuego por primera vez en 30 años. El gobierno español rechazó el alto el fuego porque afirmó que ETA lo estaba utilizando para rearmarse y realizar redadas en depósitos de armas y fábricas de armas, ya que la fuente de armas del IRA se había agotado. Durante el alto el fuego no hubo grandes ataques terroristas, pero la violencia en el País Vasco continuó, el alto el fuego terminó en diciembre de 1999.

La organización de ETA es típica de un grupo terrorista occidental con un pequeño núcleo duro de activistas, posiblemente solo 20 con alrededor de 100 partidarios. Opera en las células tradicionales autosuficientes de los grupos terroristas occidentales, una herencia de sus orígenes marxistas. Esto hace que la organización sea muy difícil de penetrar por las autoridades. Operacionalmente tiene su sede en la región vasca en España, pero la evidencia sugiere miembros y simpatizantes, si no células, en muchos países, incluidos Argelia, Bélgica, Cuba, Alemania, Holanda, Italia y México. En los últimos años se han realizado actividades desde Francia y desde América Latina. Los vínculos y la capacitación se remontan al IRA y a Libia y Nicaragua en el pasado.

El financiamiento proviene de las fuentes tradicionales de terroristas como extorsión, narcotráfico, atracos a mano armada y rescates de los cuales ETA ha realizado alrededor de 46. Los métodos de operación incluyen sofisticados bombardeos y asesinatos de funcionarios gubernamentales, incluido el asesinato del almirante Blanco en 1973, así como ataques guerrilleros más tradicionales. Solo en 1980 mataron a 118 personas en el que fue el año más sangriento de ETA. Más de la mitad de los 768 grupos de víctimas han sido fuerzas de seguridad españolas. En 2004, el gobierno español intentó culpar a ETA de los devastadores atentados con bomba en la estación de tren de Madrid en vísperas de las elecciones españolas. Culpar a ETA fue un intento de mano dura para ganar apoyo para las políticas anti-vascas del gobierno. El ataque no se ajustó al modus operandi normal de ETA y rápidamente se descubrió que los atacantes tenían vínculos con Al-Qa'ida en lugar de ETA. No hay evidencia de que ETA tenga vínculos con Al-Qa'ida y tales vínculos parecen muy poco probables considerando la larga historia de sentimiento antimusulmán en la región vasca. El gobierno español perdió las elecciones posteriores. Con un gobierno más moderado en el poder, la reducción y desarme del IRA y el endurecimiento de la seguridad internacional a raíz del 11 de septiembre, la eficacia de ETA como organización terrorista se reducirá.


La historia de la banda terrorista ETA: Cronología interactiva

(CNN Español) & # 8212 ETA, siglas de & # 8216Euskadi Ta Askatasuna '& # 8211 expresión en euskera traducible como' País Vasco y Libertad'- busca la independencia de España y Francia de lo que el nacionalismo vasco denomina Euskal Herria (conformado por las tres provincias del País Vasco , Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, además de Navarra y otras tres provincias en el sur de Francia) y la construcción de un Estado socialista.

Su condición terrorista es plenamente admitida por numerosos Estados y organizaciones internacionales.

Su fundación se remonta a finales de la década de 1950, durante la dictadura de Francisco Franco, y actualmente está inactiva tras el anuncio del cese de su actividad armada en 2011.

El grupo es responsable de la muerte de más de 850 personas desde 1968, siendo la década de los 80 su periodo con mayor actividad. Sus objetivos han sido guardias civiles, policías, políticos, jueces y civiles.

Navega la cronología para conocer las fechas claves desde el nacimiento de ETA.


Ésta es la parte final de una serie de tres partes sobre el grupo separatista vasco ETA (Euskadi Ta Askatasuna — Patria Vasca y Libertad) que anuncia su disolución. Parte uno fue publicado el 12 de junio y La segunda parte el 13 de junio.

ETA: la aplicación práctica del llamado a la "acción" de Jean-Paul Sartre

Sobre la base de sus influencias existencialistas y otras influencias ideológicas, ETA (Euskadi Ta Askatasuna - Patria Vasca y Libertad) se formó como un grupo de “acción” clandestino en 1958. Definió sus objetivos como “Euskadi, un País Vasco libre, a través de un Estado vasco como otros estados del mundo, y Askatasuna (libertad), pueblo libre en el País Vasco ”, que también incluía Álava y Navarra en España y tres provincias vascas francesas.

El recurso a las armas fue visto como la única forma de liberar al País Vasco de la "ocupación española". El boletín de ETA, Zutik (Arise), declaraba en términos nihilistas, “La violencia es necesaria. Una violencia contagiosa, destructiva, que ayudaría a nuestra lucha, la buena lucha, la lucha que nos han enseñado israelíes, congoleños y argelinos ”.

Los ataques terroristas individuales fueron la esencia de la perspectiva desmoralizada de la "espiral de acción-reacción-acción" de ETA. Las "masas" amorfas debían ser engatusadas para que se rebelaran mediante la "acción". Las "Bases Teóricas de la Guerra Revolucionaria" (1965) declararon:

1. ETA, o las masas lideradas por ETA, realizan una acción de provocación contra el sistema.

2. El aparato de represión estatal golpea a las masas.

3. Frente a la represión, las masas reaccionan de dos formas opuestas y complementarias: con pánico y con rebelión. Es el momento adecuado para que ETA dé un contragolpe que disminuirá el primero y aumentará el segundo.

Los primeros asesinatos confirmados de ETA ocurrieron en 1968, contra miembros de alto rango del régimen de Franco. Tuvieron lugar justo cuando estallaba el auge revolucionario de la clase trabajadora de 1968-1975.

Tras la caída de la dictadura franquista y la “transición a la democracia”, ETA continuó su campaña de terror, incorporando a su lista de blancos políticos del Partido Popular (PP) y del Partido Socialista (PSOE).

A fines de la década de 1980, frustrada por la estabilización del imperialismo español hecha posible por el estalinismo y la socialdemocracia, ETA se volvió contra la población civil en lo que llamó la "socialización del sufrimiento". Su ataque más mortífero fue la atrocidad con bomba del centro comercial Hipercor de 1987, que mató a 21 personas e hirió a 45 en un barrio obrero de Barcelona.

Tras el fin de la dictadura fascista, los sucesivos gobiernos españoles continuaron utilizando el País Vasco como campo de pruebas para medidas antidemocráticas, destinadas a reprimir los disturbios políticos internos. El PSOE, elegido por primera vez en 1982, creó la brigada antiterrorista de los Grupos de Liberación (GAL), que asesinó a 23 personas, principalmente miembros de ETA, pero también transeúntes inocentes. En 1992, la mayoría de los dirigentes de ETA habían sido detenidos y torturados.

Los bombardeos indiscriminados de ETA, las políticas regionales procapitalistas y la falta de un programa social genuinamente progresista llevaron a su aislamiento. El apoyo sufrió una hemorragia tras el ataque del 11 de septiembre de 2001 a Nueva York y los atentados de 2004 en Madrid. El gobierno del PP y su sucesor, el PSOE, impulsaron una legislación draconiana, bajo el lema de la “Guerra contra el Terrorismo”, como la Ley de Partidos Políticos, que prohibió Batasuna [Unidad, un partido nacionalista vasco].

En 2011, ETA anunció un “cese definitivo de su actividad armada” y en los años siguientes intentó negociar, sin éxito, con el gobierno español sobre el futuro de sus presos.

La lucha armada de ETA fue justificada por varios grupos de pseudoizquierda como una expresión legítima del "derecho de las naciones a la autodeterminación". Invocaron a Lenin y Trotsky solo para justificar su propia hostilidad hacia la revolución socialista.

Lenin no defendió la defensa del derecho a la autodeterminación como un principio atemporal, sino con un objetivo histórico definido en mente: combatir las influencias nacionalistas sobre la clase trabajadora y las masas oprimidas y derribar las barreras étnicas y lingüísticas a la unidad de los trabajadores. -clase característica de regímenes con un desarrollo capitalista tardío. En los "países capitalistas avanzados de Europa Occidental y Estados Unidos", explicó Lenin, "los movimientos nacionales burgueses progresistas llegaron a su fin hace mucho tiempo".

Lenin tampoco defendió el separatismo regional. En los Balcanes, insistió, "autodeterminación" significaba unir a la población de la región en una república federada que derribaría las fronteras económicamente irracionales de los pequeños estados manipulados por el imperialismo.

Como Lenin, Trotsky se opuso a la retención forzosa de pueblos en una nación y a cualquier supresión de sus derechos democráticos. Defendió el derecho a la autodeterminación, incluida la formación de estados separados, pero no era el papel de los marxistas defender su creación. Más bien, Trotsky vio esta defensa negativa de la autodeterminación como un medio para defender la unidad voluntaria y democrática de la clase trabajadora y las mayores ventajas para la economía y la cultura.

En “La cuestión nacional en Cataluña” (1931), Trotsky critica “el desmembramiento económico y político de España, es decir, la transformación de la Península Ibérica en una especie de Península Balcánica, con estados independientes, divididos por barreras aduaneras, y con ejércitos independientes que llevan a cabo guerras hispanas independientes ".

Añadió: “¿Están los obreros y campesinos de los distintos partidos de España interesados ​​en el desmembramiento económico de España? En ningún caso. Por eso, identificar la lucha decisiva por el derecho a la autodeterminación con la propaganda del separatismo, significa realizar una obra fatal. Nuestro programa es para la Federación Hispana con el indispensable mantenimiento de la unidad económica. No tenemos la intención de imponer este programa a las nacionalidades oprimidas de la península con la ayuda de las armas de la burguesía. En este sentido, estamos sinceramente a favor del derecho a la autodeterminación. Si Cataluña se separa, la minoría comunista de Cataluña, así como de España, tendrá que luchar por la Federación ”.

Desde la época de Trotsky, ha habido transformaciones de gran alcance en el mundo. Las masas de Asia y África han pasado por el auge de los movimientos nacionales burgueses y la experiencia de la descolonización. Este episodio histórico proporciona una prueba concluyente de que los pueblos oprimidos del mundo no pueden lograr la liberación mediante el establecimiento de nuevos estados nacionales bajo el liderazgo de la burguesía nacional, lo que demuestra la exactitud de la teoría de la revolución permanente de Trotsky.

La disolución de la Unión Soviética también condujo a la proliferación de movimientos nacionalistas y separatistas que exigían la creación de nuevos estados, alentados por las potencias imperialistas estadounidenses y europeas en la búsqueda de sus propios objetivos geoestratégicos, de manera más trágica en Yugoslavia a principios de la década de 1990.

Sin embargo, no fueron solo consideraciones políticas las que subyacen a la intensificación de la agitación comunalista. El desarrollo de la globalización, explicó el Comité Internacional de la Cuarta Internacional (CICI), brindó “un impulso objetivo para un nuevo tipo de movimiento nacionalista, buscando el desmembramiento de los estados existentes. El capital móvil global ha dado a los territorios más pequeños la capacidad de vincularse directamente con el mercado mundial. Hong Kong, Singapur y Taiwán se han convertido en los nuevos modelos de desarrollo. Un pequeño enclave costero, que posee conexiones de transporte adecuadas, infraestructura y una oferta de mano de obra barata puede resultar una base más atractiva para el capital multinacional que un país más grande con un interior menos productivo ".

El CICI insistió en que era necesario, en interés de la unidad internacional de la clase trabajadora, oponerse a los renovados llamamientos al separatismo, que buscan dividir los estados existentes en beneficio de las capas empresariales locales en las regiones más ricas.

Para la pseudoizquierda, las lecciones del fin de ETA significan todo lo contrario. Se han propuesto intensificar la promoción del nacionalismo vasco y catalán.

Izquierda Revolucionaria (Izquierda Revolucionaria), afiliada española del Comité por una Internacional de los Trabajadores, afirma: “El fin de ETA debe servir para fortalecer y organizar la lucha revolucionaria de masas en Euskal Herria [País Vasco]. La Izquierda Radical Vasca ha demostrado que tiene detrás la fuerza, el apoyo y la voluntad de cientos de miles de personas para defender una alternativa de izquierda coherente ”. La Izquierda Revolucionaria siembra ilusiones en figuras como el político burgués vasco Arnaldo Otegi, afirmando que esas personas tienen “una gran responsabilidad: impulsar el movimiento de masas, de forma unitaria y con un claro programa anticapitalista”.

Esto es un fraude. La experiencia con Syriza en Grecia muestra que tales políticos no tienen intención de llevar a cabo un programa anticapitalista. Más bien, los nacionalistas vascos están buscando un mejor trato con Madrid a expensas inmediatas de sus supuestos compatriotas en el movimiento separatista catalán, y señalando su voluntad de permanecer al margen mientras Madrid fortalece los poderes represivos del estado para usarlos contra todos los trabajadores españoles. -clase.

El fin de ETA y la integración de la pseudoizquierda vasca en el aparato estatal es una experiencia estratégica de la clase obrera internacional. Las organizaciones separatistas han demostrado la absoluta imposibilidad de que la clase trabajadora avance si es estrangulada por el nacionalismo y acepta una perspectiva procapitalista. Sobre todo, la cuestión crítica es la construcción de una sección española del CICI que explique a los trabajadores que las crecientes luchas sociales y políticas son parte de un proceso global en desarrollo, planteando a los trabajadores de todos los países la tarea de tomar el poder y construir un Estado que persigue políticas socialistas.


Asesinato que cambió la historia

El primer gesto revolucionario de ETA fue enarbolar la prohibida "ikurrina", la bandera vasca roja y verde. En 1973, el grupo apuntó a Luis Carrero Blanco, confidente del dictador español Francisco Franco durante mucho tiempo. El asesinato cambió el curso de la historia española, ya que llevó al rey exiliado a reclamar el trono y a un cambio hacia una monarquía constitucional.


¿Qué es ETA?

ETA o como dicen los vascos, & # 8220Euskadi Ta Askatasuna & # 8221, aunque la mundialmente famosa organización separatista es una organización terrorista según algunos, ETA es generalmente aceptada como una organización separatista y defiende la libertad del País Vasco en España y Francia. Si tuviéramos que traducir la ETA exacta, podríamos traducirla como & # 8220 País Vasco y Libertad & # 8221. ETA, que es una organización, [& # 8230]

ETA o como dicen los vascos, & # 8220Euskadi Ta Askatasuna & # 8221, aunque la mundialmente famosa organización separatista es una organización terrorista según algunos, ETA es generalmente aceptada como una organización separatista. y defiende la libertad del País Vasco en España y Francia. Si tuviéramos que traducir la ETA exacta, podríamos traducirla como & # 8220 País Vasco y Libertad & # 8221. ETA, una organización, defiende la visión del Estado Vasco. Para ello, quiere arrebatar la soberanía de las tierras vascas a España y Francia realizando diversas actividades. ETA, en la que España luchó seriamente, se estableció en 1959.

ETA, que ha entrado en una resistencia durante muchos años de acuerdo con esta visión, aún está lejos de la visión que defiende y del sueño del & # 8220 País Vasco Independiente & # 8221 que quiere realizar.

R fundada originalmente el 31 de julio de 1959, ETA lleva más de 50 años desarrollando diversas actividades en España y Francia. ETA, que declaró un alto el fuego el 5 de septiembre de 2010, tomó una interesante decisión de desarme el 8 de abril de 2017 y declaró que continuará la lucha en la arena política. ETA, cuya ideología es el nacionalismo vasco y el revolucionario socialista, ha argumentado que ahora se esforzará por resolver todos estos ideales en la arena política. Hay 5 personas importantes que son los líderes de la organización ETA. Estos son: Josu Urrutikoetxea, David Pla, Iratxe Sorzabal, Izaskun Lesaka, Mikel Irastorza. El centro de ETA es la Comunidad Autónoma del País Vasco, que se denomina & # 8220 Gran País Vasco & # 8221 y cuya mayoría aún se encuentra en territorio español.

ETA amenaza la integridad territorial de España y Francia. Sin embargo, a raíz del reciente desarme, ETA, cuyo antiguo peligro ha disminuido, se ha convertido en un organismo político. Estas organizaciones, que han establecido una asociación entre ellas, cooperaron con la idea de emprender acciones conjuntas. ETA fue incluida en la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos de América, España, Francia y Reino Unido como consecuencia de sus actos mortales. Como consecuencia de las actividades que ha desarrollado ETA desde 1959, han muerto miles de personas. ETA ha llevado a cabo ataques principalmente contra importantes asentamientos, instituciones educativas, centros financieros y políticos respetados de España y Francia. Como resultado de estos ataques, muchas personas perdieron la vida. ETA utiliza todo tipo de munición en las manifestaciones, además de preferir vehículos de transporte público y especialidades.


Separatistas vascos de ETA en España se disuelven tras lucha de seis décadas

MADRID - El grupo separatista vasco ETA dijo que ha desmantelado su estructura organizativa después de una campaña de independencia de seis décadas que mató a cientos en España, dando el paso final para disolverse después de desarmarse el año pasado y poner fin a uno de los conflictos nacionalistas más sangrientos de Europa en los últimos años. veces. El gobierno español prometió el miércoles no abandonar su investigación de los crímenes del pasado violento del grupo y dijo que las fuerzas de seguridad "continuarán persiguiendo a los terroristas, dondequiera que estén".

ETA, cuyas iniciales significan "Euskadi ta Askatasuna" o "Patria Vasca y Libertad" en euskera, mató a más de 850 personas durante su violenta campaña para crear un estado independiente en el norte de España y el sur de Francia, la mayoría de ellas durante la convulsa 1980, cuando España pasaba de la dictadura a la democracia.

En una carta enviada a las instituciones regionales vascas y obtenida por The Associated Press, ETA dijo que había "disuelto por completo todas sus estructuras" y reconoció su responsabilidad por no resolver el "conflicto político" vasco.

Con su apoyo menguante y la intensificación de las operaciones policiales en ambos lados de los Pirineos que socavaban su capacidad para librar una lucha armada, ETA ya había declarado en 2011 un "fin definitivo" a su campaña armada.

Pero el grupo tardó seis años más en renunciar a la mayor parte de su arsenal y otro año en anunciar que sus miembros restantes, menos de 50, según funcionarios españoles, la mayoría de ellos viviendo en el extranjero, se disolverían. semana.

En respuesta al anuncio, el ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido, se mantuvo firme en la línea dura del gobierno y prometió seguir investigando los delitos no resueltos atribuidos a ETA.

Noticias de actualidad

"ETA no obtuvo nada con su promesa de dejar de matar, y no obtendrá nada al anunciar lo que llaman disolución", dijo a la prensa.

En la carta, fechada el 16 de abril y publicada primero por el portal de noticias eldiario.es, ETA señaló que su disolución "no supera el conflicto que mantiene Euskadi con España y con Francia".

"El País Vasco se encuentra ahora ante una nueva oportunidad para cerrar finalmente el conflicto y construir un futuro colectivo", dijo la organización. "No repitamos los errores, no permitamos que los problemas se pudran".

No quedó claro de inmediato por qué la carta tardó más de dos semanas en hacerse pública. Un portavoz del gobierno regional vasco dijo a AP que recibió la carta de ETA "unos días antes". El funcionario, que no estaba autorizado a ser identificado en los informes de los medios, se negó a dar más detalles.

Se esperaba una declaración pública final el jueves, dijeron a AP varias fuentes de los círculos separatistas vascos.

Fundado en 1958 durante el régimen del general Francisco Franco, el grupo acaparó los titulares mundiales cuando asesinó al sucesor ungido del dictador, el primer ministro Luis Carrero Blanco, en 1973. Permaneció activo mucho después de la muerte de Franco en 1975.

En total, el grupo mató a 853 personas durante cuatro décadas, según un recuento del Ministerio del Interior español. ETA también hirió a más de 2.600 personas, secuestró a 86 y amenazó a cientos más, según el último recuento del gobierno.

En lo que se conoció como la "guerra sucia" de España contra el terrorismo, al menos 28 separatistas fueron asesinados por escuadrones de la muerte creados por miembros de las fuerzas de seguridad españolas para realizar ejecuciones extrajudiciales de militantes de ETA. Unas pocas decenas más fueron asesinadas por grupos paramilitares independientes de extrema derecha.

Los grupos de la sociedad civil que han supervisado la final escalonada de ETA programaron un evento en la ciudad de Cambo-les-Bains, en el sur de Francia, el viernes para marcar el fin de la organización.

Al menos 358 delitos que se cree que involucran a ETA están sin resolver, según Covite, una asociación de víctimas, sobrevivientes y sus familiares que hace campaña para que los miembros de ETA rindan cuentas.

En una conferencia de prensa celebrada el miércoles en la ciudad de San Sebastián, en el sur de España, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, criticó un comunicado de la semana pasada en el que ETA buscaba el perdón de las víctimas "que no tuvieron un papel directo en el conflicto".

El hermano de Ordóñez, Gregorio, figura regional destacada del conservador Partido Popular, fue asesinado por ETA en 1995.

"Este no es el final de ETA que queríamos y, sobre todo, no es el final de ETA que nos merecíamos", dijo.

Covite reprendió a ETA por, entre otras cosas, no proporcionar información sobre cientos de crímenes sin resolver y no condenar su propia historia de terror y violencia.

Publicado por primera vez el 3 de mayo de 2018/5: 54 a. M.

& copy 2018 The Associated Press. Reservados todos los derechos. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.


Poniendo fin a la lucha armada

El 14 de noviembre de 2004 Batasuna pidió una solución negociada al conflicto vasco. Esta convocatoria representó la visión de aquellos de la izquierda nacionalista que reconocieron que la lucha armada no tenía perspectivas de derrotar al Estado español y, en cambio, representó un obstáculo para la construcción de un movimiento pluralista por la autodeterminación y una izquierda democrática capaz de lograr el cambio social.

El 17 de mayo de 2005 la cámara baja del parlamento español autorizó al gobierno a negociar con ETA, que a su vez declaró que suspendería todos los ataques a representantes de partidos políticos (pronto seguido de un alto el fuego más general). A fines de octubre de ese año, los representantes de Batasuna, el PSOE socialista y el PNV nacionalista moderado concluyeron un borrador de acuerdo que afirmaba la necesidad de una & # 8220 representación institucional común & # 8221 que abarcara tanto a la Comunidad Autónoma Vasca como a Navarra y rechazaba la violencia política. Esta fue la base más sólida para una resolución política del conflicto vasco. Pero la presión de ETA sobre Batasuna Pronto rompió el trato y las conversaciones terminaron el 30 de diciembre tras el atentado de ETA en el aeropuerto de Madrid.

Este ataque desató una represión inmediata y de gran escala contra ETA y toda la izquierda nacionalista vasca. Estos episodios demostraron ampliamente que no había perspectivas de que la lucha armada obligara al Estado español a negociar: de hecho, en este sentido, el Estado había derrotado claramente a ETA. Pero incluso más allá de eso, la cobertura & # 8220social & # 8221 de la violencia de ETA ahora había desaparecido, incluyendo --o mejor dicho, lo más importante-- en Euskal Herria sí mismo. Todo esto ayudó a empujar a la izquierda nacionalista a un rincón político, planteando dudas sobre la continuidad de la existencia de ETA.

La reacción decisiva a la estrategia militarista de ETA, que asfixia cada vez más a toda la izquierda nacionalista, llegó finalmente desde dentro. Batasuna. En febrero de 2010 publicó un documento en el que reconocía que el conflicto nacional vasco solo podía resolverse por medios políticos y democráticos. En septiembre de ese año veintiocho partidos, sindicatos y organizaciones sociales firmaron el & # 8220Gernika (Guernica) Accord & # 8221 insistiendo en el reconocimiento de todas las víctimas de la violencia, un cambio en la política carcelaria del estado y una hoja de ruta hacia la paz en la región. Incluso los propios presos de ETA en las cárceles francesas y españolas pronto se sumarían a esta convocatoria.

Las organizaciones separadas de la lucha armada continuaron avanzando. En junio de 2012 un nuevo partido de izquierda nacionalista vasca EH Bildu consiguió personería jurídica y en 2014 consiguió el 25 por ciento de los votos en las elecciones al Parlamento Vasco. Las elecciones locales del año siguiente confirmaron su lugar como el segundo partido, detrás del PNV. Al mismo tiempo, LAB se convirtió en el segundo sindicato más grande de la Comunidad Autónoma Vasca y también logró avances considerables en Navarra. Hoy cuenta con unos 45.000 miembros. Así también, la izquierda nacionalista ha aumentado su influencia entre los movimientos feministas, ambientalistas y de solidaridad internacional bien arraigados en Euskal Herria.

La lucha armada, sin embargo, había llegado al final del camino. Tanto ETA como la izquierda nacionalista civil estaban ahora empeñados en abandonar la violencia, incluso en ausencia de negociaciones con el gobierno español. En 2011, ETA anunció públicamente un alto el fuego indefinido, seguido del desmantelamiento de sus existencias de armas en 2017 y, esta primavera, la disolución de sus estructuras restantes.


Eta - Euskadi Ta Askatasuna

1959 - Eta, o Patria Vasca y Libertad, fundada durante la dictadura del general Francisco Franco para luchar por la autodeterminación vasca.

1968 - Eta lleva a cabo el primer asesinato planificado: la víctima es Meliton Manzanas, jefe de policía de la ciudad vasca de San Sebastián.

1973 - El primer ministro de Franco, Luis Carrero Blanco, asesinado cuando el coche pasa por encima de los explosivos colocados por Eta en Madrid.

1980 - El año más sangriento de Eta: casi 100 muertos, a pesar del reciente regreso de España a la democracia.

Septiembre de 1985 - Primer coche bomba de Eta en Madrid. Turista estadounidense muerto mientras corría, 16 guardias civiles heridos.

Julio de 1986 - Doce guardias civiles muertos en Madrid y 50 heridos. Juan Manuel Soares, un separatista vasco arrepentido, es sentenciado a 1.401 años de cárcel en abril de 2000 por los asesinatos.

Junio ​​de 1987 - El ataque más sangriento de Eta hasta ahora: 21 compradores muertos cuando una bomba golpea el supermercado de Barcelona. Eta se disculpa por el "error".

Abril de 1995 - El líder opositor del Partido Popular, José María Aznar, que luego se convertiría en primer ministro, es blanco del coche bomba de Eta. Salvado por el blindaje del vehículo.

Septiembre de 1998 - Eta anuncia tregua.

Junio ​​de 1999 - El gobierno dice que mantuvo conversaciones con Eta.

Noviembre de 1999 - Eta anuncia alto el fuego que finalizará el 3 de diciembre.

Noviembre de 2000 - El exministro de Sanidad socialista Ernest Lluch asesinado a tiros en Barcelona. Casi un millón se manifiesta.

Diciembre de 2003 - La policía dice que frustra un intento de Eta de volar un tren en una estación principal de Madrid en Nochebuena.

Marzo de 2004 - Los atentados con bombas en trenes en Madrid, que mataron a 191 personas, fueron inicialmente atribuidos por el entonces gobernante Partido Popular a Eta antes de que se supiera que fundamentalistas islamistas estaban detrás de las explosiones. Sin embargo, los españoles rebeldes se apartaron cada vez más del uso de la violencia.

Eta llama al diálogo con el gobierno socialista entrante de España, pero se compromete a mantener su campaña armada.

Octubre de 2004 - El nuevo primer ministro socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, pide a Eta que abandone la lucha tras la detención de su presunto líder. Eta recibió un "duro golpe" con la detención de 21 sospechosos de Eta, incluido el presunto líder Mikel Albisu Iriarte, alias "Mikel Antza".

Febrero de 2005 - El parlamento español rechaza el plan del premier vasco Juan José Ibarretxe para la virtual independencia vasca.

Mayo de 2005 - El Tribunal Superior de España condena a dos miembros de Eta a 2.775 años de prisión cada uno por el complot de la Navidad de 2003. El parlamento español da permiso al gobierno para iniciar conversaciones de paz con Eta si el grupo deja las armas.

Marzo de 2006 - Eta se atribuye la responsabilidad de nueve ataques entre febrero y marzo.

22 de marzo de 2006 - Eta declara un alto el fuego permanente, que comenzará el 24 de marzo.


Eta, una breve historia.

¿QUIÉNES SON ETA ?: Euskadi Ta Askatasuna - País Vasco y Libertad - se fundó en 1959 como un grupo de oposición estudiantil durante la dictadura de Franco en España.

Independencia de siete provincias vascas, cuatro de España, tres de Francia también diversas variedades de la utopía socialista en el transcurso de su historia.

Un guardia civil en 1968, el miembro de Eta que lo mató fue baleado por otros guardias civiles al día siguiente, dando a Eta su primera víctima y su primer "mártir" en 24 horas.

The murder of Admiral Luis Carrero Blanco, Franco's prime minister, in 1973. This arguably removed an obstacle to Spain's subsequent transition to democracy, and gave the group a short-lived, romantic, legitimacy in the eyes of many anti-Francoists.

As Spain embraced democracy in the late 1970s, Eta escalated its terrorism, killing 91 people in 1980, the highest number of victims it has claimed to date.

Eta says that the Basque Country's unique language cultural heritage will vanish unless it has total independence, despite the fact that three of the Spanish provinces already enjoy more autonomy than any other EU region.

They are divided. About half of them would certainly like some form of self-determination. Most of these vote for the PNV, and about 15 per cent have generally indicated support for Eta by voting for its political wing, Batasuna. The remaining Basques are happy with the present autonomy arrangements.

Bombing of a Hipercor supermarket in Barcelona, 1987, in which 21 people died.

Did Eta target civilians in the past?

Possibly, not deliberately, though its operations showed contempt for civilian lives on many occasions.

How does Madrid respond to Eta?

In the 1980s, Socialist Party administrations were implicated in the use of state terrorism, which predictably boosted ETA support among Basque sympathisers. The current conservative government insists that it stays within the law, but implements a tough police and judicial policy.

What about the Basque peace process?

Influenced by events in Ireland, non-violent nationalists and Eta supporters formed a common front in 1998, followed by an Eta ceasefire.

Madrid insisted there was nothing to negotiate, and was slow to make concessions on prisoners. Eta did not seem willing to make any concessions at all, and ended its ceasefire in 1999, with a series of "soft target" killings that shocked even many of its supporters.

How did its supporters react?

Half of them switched from Batasuna to the non-violent nationalists of the PNV.

By banning Batasuna, and engaging in confrontational politics with the PNV. The latter launched a campaign for a referendum on self-determination, which polarised matters further.

So how did things stand until yesterday?

The political atmosphere between Madrid and Basque nationalists was more poisonous than ever, but Eta appeared to be on the point of collapse.


The other side of the coin: the abuses of power of the Spanish government in the fight against ETA

Descargo de responsabilidad: ETA was an ethno-nationalist terrorist group that was active for 40 years in Spain. During this period, ETA killed more than 800 people and left behind thousands of victims, amongst them mutilated, extorted, kidnapped… ETA killed because of its ideology, threatening Spanish society for many years. For this reason, the author wants to make it clear that in no case is this article intended to legitimize any of ETA’s terrorist actions. The purpose of this article is simply to explain the irregularities and abuses of power committed by the Spanish governments in their fight against terrorism. In addition, the reader is warned that this article contains sensitive information about human rights violations such as tortures and murders.

Since the inception of Spanish democracy in 1978 and up until the present day, no matter which party has made up the government, the fight against terrorism has been a priority for Spanish politicians. Once democracy was established in Spain, it was predicted that the revolutionary groups, which originated during the dictatorship, would disappear. However, the reality was very different, specifically in the case of ETA (Euskadi ta Askatasuna – Basque Homeland and Freedom), which took advantage of the fragility of the new Spanish political system to force the independence of the Basque Country from Spain. The Spanish government – which during the first years of democracy lacked international cooperation – used numerous counter-terrorism measures to fight against ETA, many of which were brutal and illegal, to supress the groups. In this article I intend to explore and analyse another side of the ETA conflict: the abuses of power the Spanish state committed in order to end their war on terror, and more specifically the “dirty war” or “state terrorism” that tarnished the image of Spain as a consolidated democracy. Although many practices have been employed by these governments, not all of them have been licit or even legal. In this article, the multiple violations of the most fundamental basis of democracy, including tortures and murders, will be explained.

From Dictatorship to Democracy through Transition

Spain was established as a democracy after 40 years of authoritarian regime (Franco’s dictatorship 1939-1975) and three years of intense and extremely complicated period of transition, which finished with the signing of the Spanish Constitution in 1978. During the aforementioned transition, Spain looked to minimize the repercussion of those years of repression and authoritarianism that characterized the Franco regime. Although the Spanish transition is presented as a peaceful process, marked by the negotiations and pacts of diverse political parties, it was also characterized by mass demonstrations, violence and even terrorism (Sánchez-Cuenca and Aguilar, 2009). These events turned the transition process into an intense and “tumultuous” period both for society and for the new democratic state that was being built. During the Franco regime, many terrorist groups were born against the dictatorship. Although ETA is the longest-lived terrorist group in the history of Spain, there were other terrorist groups that played a very relevant role during the dictatorship, including FRAP (Frente Revolucionario Anti Fascista y Patriota – Revolutionary Anti-Fascist and Patriot Front) and GRAPO (Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre – Revolutionary Anti-Fascist Groups October 1 st ). Both groups were born during the last years of the Franco regime and were dissolved long before ETA (Lénárt, 2009).

Once the Constitution was signed, Spain introduced itself to the rest of Europe as a successful democracy, free of the abuses and atrocities of the dictatorship. However, many European countries continued to doubt the stability and the strength of the new political model which had been introduced in Spain, in particular France [1]. The birth of ETA in 1959 as a revolutionary movement against Franco’s dictatorship had generated sympathy in many European countries, as ETA represented the people’s uprising against an authoritarian regime (Morán Blanco, 2002). During the dictatorship, many members of ETA had gone into exile in other European countries, where they had received political refugee status and where they were granted many benefits (Sábada Zuera, 2013). This vision of ETA, plus Spain’s image as a democracy in its infancy (justifying the fact that traces of the dictatorial regime still remained) (Morán Blanco, 2002), led these European countries (specifically France) to turn a “blind eye” to ETA and consider it an internal problem that Spain had to address alone. In short, the new democratic Spanish state failed to obtain international cooperation in the fight against domestic terrorism.

But, was Spain really as democratic and free as it promulgated? How was it possible that after 40 years of dictatorship and repression there would be no legacy of authoritarianism?

Although Spain was considered to have undergone a very successful and rapid transition, the reality is that during the first years of democracy it was tainted by numerous abuses by both the State and public institutions, abuses that stained the image of Spain as a successful new democracy (Martín-Estudillo, 2014). Among these abuses, two stand out specifically: the first is the use of methods of torture in police stations and prisons the second is the “state war” or “dirty war” waged by the Spanish government between 1983 and 1987.

The practice of torture constituted an essential and frequently used part of the judiciary system since the beginning of Franco’s dictatorship. However, with the founding of democracy, this practice could not take place in a political model in which human rights and freedom are granted (Parra Iñesta, 2020). But this was a “utopian dream”, since during the transition and the first years of democracy, different practices of torture were used in Spain, especially as a counter-terrorism measure. (Parra Iñesta, 2020 Etxeberria, Beristain and Pego, 2017). Although the new Spanish Constitution expressly prohibits torture in all cases in article 15 (BOE, n.d.), the practice of torture showed that Spain dragged a legacy of 40 years of dictatorship into the modern era. The anti-terrorist laws that were created allowed those suspected of belonging to terrorist groups to be held in isolation for up to 10 days [2], which gave the commissioners a “free reign” to be able to exercise any type of violence without leaving any trace before the detained is brought to justice (Parra Iñesta, 2020 Etxeberria, Beristain and Pego, 2017).

Terrorism provided the perfect excuse to use methods of torture for many years, leading also to cases of arbitrary detentions (as the “caso Almería” [3]) or even extreme cases of torture that resulted in the death of many victims (like the “caso of Joseba Arregi” [4]). Although there is no exact figure for how many people (and more specifically Basques) were tortured, there were at least 5,500 public complaints against the security forces (Carmena, Landa, Múgica and Uriarte, 2013), and although there were multiple complaints of torture, the judicial investigations were few and far between and with very lenient punishments for those convicted. (Etxeberria, Beristain and Pego, 2017 Parra Iñesta, 2020). Although torture was an issue that damaged the image of Spain as a new and consolidated democracy, the reality is that very little was done by the Spanish justice itself. This showed indications that the Franco regime had left a legacy in the police authorities, and that the methods that were established in the dictatorship continued to be used, at least during the transition and the first few years of democracy.

But the police stations and prisons were not the only places where torture took place. As mentioned above, torture was a widely used practice in the fight against terrorism, but not the only anti-terrorist technique (far from the most serious) that violated the human rights of citizens (mainly Basques) during the first years of democracy.

The dirty war, state terrorism and the GAL

As mentioned above, during the first years of democracy, Spain did not have any kind of international support in the fight against terrorism, especially from its neighbour France, which had a sceptical attitude towards the new and recently established democracy in Spain (Morán Blanco, 2002). Although Spain made several requests for the extradition of ETA refugees from France, or police cooperation between countries, Spain did not obtain any results (Encarnación, 2007 Morán, 2002). Furthermore, in the late 1970s and 1980s, ETA’s terrorist activity intensified considerably. In fact, the year 1980 was the most violent, in which 98 deaths were recorded (ABC, n.d.). Faced with the difficult situation Spain was in, the Spanish central government decided in 1983 to use as anti-terrorist measures, the same methods used by ETA. Thus, in 1983 began one of the most difficult periods of Spanish democracy: the creation of the GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación – Anti-terrorist Liberation Groups) and state terrorism [5]. This period of anti-terrorist violence is also known as “the dirty war”, and it lasted 4 years (1983-1987). Even before the state terrorism began, during the transition, extreme right-wing paramilitary groups had already appeared whose objectives were to actively fight against ETA. Under different names, these paramilitary groups killed, kidnapped and tortured members of ETA. The most infamous were “Batallón Vasco Español” (Spanish Basque Batallion – BVE), “La Alianza Apostólica Anticomunista” (also known as Triple A) and “Anti-Terrorismo ETA” (ETA Anti-Terrorism – ATE) [6].

But state terrorism as such began in 1983 with the creation of the GAL. The GAL was an anti-terrorist paramilitary group (Terrorism Research and Analysis Consortium, n.d.) that was created under the command and support of CESID (the Spanish intelligence service) and politicians (Heger, Jung and Wong, 2012) and whose principal aim was to eradicate ETA by eliminating its leaders (Encarnación, 2007). Financed by earmarked funds, the GAL kidnapped [7], tortured and killed [8] suspected members of ETA, both in France and Spain (Encarnación, 2007 Chalk, 1998). In order to put an end to ETA’s terrorism, the GAL used indiscriminate violence, which claimed the lives of 27 people. As a result of this indiscriminate violence, of the 27 who died at the hands of the GAL, 9 were innocent people who did not have any kind of affiliation (directly or indirect) with ETA (Encarnación, 2007 Chalk, 1998 Tardivo and Cano, 2020). The GAL disappeared in 1987. However, their existence served to convince the French authorities that ETA was not an internal Spanish problem, but that it also affected France (Tardivo and Cano, 2020). Regarding the responsibility, when the relationship between the GAL and high-ranking government officials was discovered, many politicians were tried and convicted (see footnotes 7 and 8), the Government of that time and Felipe González never admitted their direct relationship with the GAL.

Consecuencias

Both torture and state terrorism that have been carried out in Spain play a very important role in understanding ETA. One of the main consequences of these abuses of power by the state and the institutions was the legitimacy that was granted to ETA, from when it first became clear that Spain continued to be abusive, violent and that Francoist methods endured (Chalk, 1998 Encarnación, 2007 Martín-Estudillo, 2014 Tardivo and Cano, 2020 Shepard, 2002). Furthermore, these events questioned the quality of Spanish democracy due to the continuous human rights violations that had been committed and the little judicial persecution they had had.

Regarding the questions raised at the beginning of this article (was Spain really as democratic and free as it promulgated? How was it possible that after 40 years of dictatorship and repression there would be no legacy of authoritarianism?), I think both questions answer themselves. Spain, at least during the early years of democracy, failed in some of the basic principles of democracy. The GAL and the dirty war represented a weak Spanish democracy that violated fundamental principles like limiting abuses of state power and/or safeguarding the civil rights of all citizens. Furthermore, the existence of anti-terrorist legislation favoured and facilitated the systematic practice of indiscriminate arrests and torture (Contreras, 2001), made it clear that the institutions continued to have an authoritarian, violent nature inherited from Franco (Encarnación, 2007), and that the intentions to convict the perpetrators were minimal.

[1] France played a really important role in ETA terrorism, not only because of its geographical position, but also because it was part of the conflict, since according to Basque nationalism, three provinces of France are part of their geographical concept of Euskadi. Moreover, since most ETA’s activists used France territory as a “sanctuary” for their activities in Spain (Tejerina, 2001) and, at the same time, a big number of those activists got refugee status in France.

[2] Article 55.2 of the Spanish 1978 Constitution states that the rights granted in its article 17 (duration of detainees) can be suspended under special circumstances. This article (55.2) was materialized by the Organic Law 11/1980 and later replaced by the LO 9/1984, perpetuating the validity of what is established in the preconstitutional norm Law 56/1978, in which a detainee could be under arrest up to 10 days. This law 56/1978 was declared unconstitutional in 1987 (by Sentence 199/1987 December 16th of the Constitutional Court), but for a period of 9 years (1978-1987) a detainee could be kept incommunicado up to 10 days in police stations according to the law in force (Etxeberria, Beristain and Pego, 2017 Parra Iñesta, 2020).

[3] The case of Almería is one of the best known in terms of abuses of power by the police towards citizens and how it can be indiscriminate. Luis Montero, Juan Mañas and Luis Cobo moved to Almería on May 8th, 1981 to celebrate the first communion of the brother of one of them. The following day they were detained suspected of being members of ETA. On May 10, the bodies of the three men were found burned, dismembered and with multiple gunshot wounds inside a car (Cervera, 2018).

[4] One of the best known cases of torture was the case of Joseba Arregi (also known as Joxe or Joxemi). Arregi was a member of ETA who was arrested on February 4th, 1981 and was taken to the general direction of security in Madrid where he was held incommunicado for 10 days under the anti-terrorist law at that moment. He died on February 13 in the penitentiary hospital of Carabanchel, with signs of extreme violence and torture all over his body (Woods, 2019). Of the 72 policemen who participated in his “interrogation”, only 11 were charged, and 2 were tried and convicted, and later pardoned by the government of Felipe González.

[5] There is a debate within the academy as to whether it is possible to speak of “state terrorism” or whether it is necessary to use another term to define it. In this article, the term “state terrorism” will be used based on the explanation given by Contreras (2001, pg. 505), which states that “if terrorism requires the existence of an armed gang, organization or group, characterized by its stability, weapons, hierarchy and the purpose of altering citizen security, then, the existence of State terrorism can be affirmed after the various sentences handed down by the Spanish Courts regarding the GAL”.

[6] The general information about these paramilitary groups is totally incomplete. The appearance of these groups, as well as the exact number of victims and/or the attacks attributable to each one of those groups is almost impossible to determine due to the lack of information and even the accuracy of the sources. In a study collected by Sáez (2012), the fatalities of extreme right-wing political violence (GAL victims excluded) between 1975 and 1982 vary between 27 and 65 fatalities depending on the source of information consulted. On the other hand, according to a report by Carmena, Landa, Múgica and Uriarte (2013) the fatalities of all paramilitary groups (GAL victims included) between 1960 and 2013 were 75. Furthermore, according to Tardivo and Díaz Cano (2020), the state counter-terrorism provoked in the period of 1979 and 1987 a total of 80 fatalities. As can be seen, the information about extreme-right paramilitary groups and/or political violence groups is completely heterogeneous. For that reason, none of the sources consulted will be taken as “valid”, and no detailed information on these groups is offered.

[7] Segundo Marey’s kidnapping was the most controversial GAL kidnapping. Segundo Marey was a furniture salesman who was kidnapped in 1983 by mistake by the GAL (the GAL kidnapped Marey instead of Mikel Lukua Gorostiola). Even after realizing the mistake that had been made, the kidnapping continued. For the kidnapping of Marey, the policemen Jose Amedo Fouce and Michel Domínguez Martínez were tried and convicted, who with their statements also led to the prosecution and conviction of the interior minister José Barrionuevo, the civil governor of Vizcaya Julián Sancristobal, the secretary of state for the Security of the Government of Spain, Rafael Vera and the general secretary of the Basque Socialist Party (PSE-PSOE) in Biscay, Ricardo García Damborenea (Tardivo and Díaz Cano, 2020).

[8] The most famous case of both torture and murder was the case of ETA members Zabala and Lasa. José Antonio Lasa and José Ignacio Zabala were two young men who belonged to ETA. In 1983 they were kidnapped by the GAL in Bayonne, France, and taken to San Sebastian, where they were tortured for several months. Eventually, both were forced to dig their own grave, were shot three times in the head and buried in quicklime. The bodies were not found until 1995. Four people were convicted for the murder of Zabala and Lasa, among them Julen Elgorriaga, former civil governor of Gipuzcua, a military man from the Civil Guard, a sergeant and a corporal.

BIBLIOGRAFÍA

Aguilar, P. (2013). Judiciary involvement in authoritarian repression and transitional justice: The Spanish case in comparative perspective. Revista Internacional de Justicia Transicional, 7(2), 245-266.

Carmena, M., Landa, J. M., Múgica, R., & Uriarte, J. M. (2013). Informe-base de vulneraciones de derechos humanos en el caso vasco (1960-2013). Vitoria-Gasteiz: Secretaria de Paz y Convivencia (Gobierno Vasco).

Chalk, P. (1998). The response to terrorism as a threat to liberal democracy. Australian Journal of Politics & History, 44(3), 373-388.

Contreras, G. P. (2001). Terrorismo de Estado: los grupos antiterroristas de liberación (GAL). Homenaje al Dr. Marino Barbero Santos, 2, 501-citation_lastpage.

Encarnación, O. G. (2007). Democracy and dirty wars in Spain. Human Rights Quarterly, 950-972.

Etxeberria, F., Beristain, C. M., & Pego, L. (2017). Proyecto de investigación de la tortura y malos tratos en el País Vasco entre 1960 y 2014. IVAC. Gobierno Vasco.

Heger, L., Jung, D., & Wong, W. H. (2012). Organizing for resistance: How group structure impacts the character of violence. Terrorism and Political Violence, 24(5), 743-768.

Lénárt, A. (2009). La Vía Violenta. La actividad de grupos terroristas menores en España. ÉTUDES SUR LA RÉGION MÉDITERRANÉENNE, 18, 53-56.

Martín-Estudillo, L. (2014). The Culture of Democratic Spain and the Issue of Torture.

Morán Blanco, S. (2002). La cooperación hispano-francesa en la lucha contra ETA. Universidad Complutense de Madrid, Servicio de Publicaciones.

Parra Iñesta, E. (2020). 32 La práctica de la tortura en España durante la Transición y los Gobiernos Democráticos: una visión de conjunto.

Sádaba Zuera, M. (2013). Comienzo de la lucha de España y Francia contra ETA (1983-1984) en El País y ABC.

Sáez, J. M. G. (2012). Balance de víctimas mortales del terrorismo y la violencia política de la extrema derecha durante la transición (1975-1982). Historia Actual Online, (27), 7-17.

Sánchez-Cuenca, I., & Aguilar, P. (2009). Terrorist violence and popular mobilization: the case of the Spanish transition to democracy. Politics & Society, 37(3), 428-453.

Shepard, W. S. (2002). The ETA: Spain fights Europe’s last active terrorist group. Mediterranean Quarterly, 13(1), 54-68.

Tardivo, G., & Cano, E. D. (2020). Felipe González y el caso de los GAL: una relectura de la política antiterrorista de los gobiernos del PSOE en España entre 1982 y 1996. Espacio abierto: cuaderno venezolano de sociología, 29(3), 115-139.

Tejerina, B. (2001). Protest cycle, political violence and social movements in the Basque Country. Nations and Nationalism, 7(1), 39-57.

Terrorism Research and Analysis Consotium. (Dakota del Norte.). Anti-terrorist Liberation Group (GAL). Retrieved from https://www.trackingterrorism.org/group/anti-terrorist-liberation-group-gal

Woods, A. (2019). Spain’s Revolution against Franco: The Great Betrayal. WellRed.


Ver el vídeo: La Historia de ETA Parte 17 1994-1995 (Diciembre 2021).