Podcasts de historia

Dalai Lama gana el Premio Nobel de la Paz

Dalai Lama gana el Premio Nobel de la Paz


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Dalai Lama, el líder político y religioso exiliado del Tíbet, recibe el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a su campaña no violenta para poner fin a la dominación china del Tíbet.

El decimocuarto Dalai Lama nació como Tenzin Gyatso en una aldea en el noreste del Tíbet en 1935. Era de ascendencia tibetana, y los monjes tibetanos lo visitaron cuando tenía tres años y lo anunciaron como la reencarnación del difunto decimotercer Dalai Lama. Los monjes se guiaron por presagios, presagios y sueños que indicaban dónde podría encontrarse la próxima encarnación del Dalai Lama. A los cinco años, Tenzin Gyatso fue trasladado a la capital tibetana de Lhasa y fue instalado como líder del budismo tibetano.

El Tíbet, una gran región situada en las mesetas y montañas de Asia Central, había sido gobernada por los Dalai Lamas desde el siglo XIV. Los tibetanos resistieron los esfuerzos de China para obtener un mayor control sobre la región a principios del siglo XX, y durante la Revolución China de 1911-12, los tibetanos expulsaron a los funcionarios y civiles chinos y declararon formalmente su independencia.

En octubre de 1950, las fuerzas comunistas chinas invadieron el Tíbet y rápidamente abrumaron al mal equipado ejército del país. El joven Dalai Lama pidió apoyo a las Naciones Unidas, pero sus súplicas fueron denegadas. En 1951, se firmó un acuerdo de paz tibetano-chino, en el que la nación se convirtió en una "región autónoma nacional" de China, supuestamente bajo el gobierno del Dalai Lama pero en realidad bajo el control de una comisión comunista china. La gente altamente religiosa del Tíbet sufrió bajo la legislación antirreligiosa de la China comunista.

Después de años de protestas dispersas en el Tíbet, estalló una revuelta a gran escala en marzo de 1959, y el Dalai Lama huyó con otros 100.000 tibetanos cuando las tropas chinas aplastaron el levantamiento. Comenzó un exilio en India, instalándose en Dharamsala en las estribaciones del Himalaya, donde estableció un gobierno tibetano en la sombra de base democrática. De vuelta en el Tíbet, los chinos adoptaron medidas brutalmente represivas contra los tibetanos, provocando acusaciones de genocidio del Dalai Lama. Con el comienzo de la Revolución Cultural en China, se intensificó la supresión china del budismo tibetano, se prohibió la práctica de la religión y se destruyeron miles de monasterios.

La prohibición de las prácticas religiosas se levantó en 1976, pero la represión en el Tíbet continuó. Desde su base en Dharamsala, el Dalai Lama viajó por el mundo, atrayendo con éxito la atención internacional sobre la continua represión china del pueblo tibetano y su religión. En 1987 estallaron importantes disturbios contra los chinos en Lhasa, y en 1988 China declaró la ley marcial en la región. Buscando la paz, el Dalai Lama abandonó su demanda de independencia tibetana y pidió un Tíbet verdaderamente autónomo, con China a cargo de la defensa y los asuntos exteriores. China rechazó la oferta. Al año siguiente, el Dalai Lama recibió el Premio Nobel de la Paz en 1989. Su autobiografía, Libertad en el exilio, fue publicado en 1990.

El Tíbet continuó sufriendo disturbios periódicos en la década de 1990, y China fue criticada por los gobiernos occidentales por su supresión de la libertad política y religiosa allí. Desde entonces, el gobierno chino ha hecho esfuerzos para moderar su postura en la región, pero el Tíbet sigue sin autogobierno. Después de más de cuatro décadas de exilio, el Dalai Lama sigue viajando dando a conocer la causa tibetana.


El Dalai Lama gana el Premio Nobel de la Paz

El Dalai Lama, el líder espiritual y temporal del Tíbet cuyo título significa Océano de la Misericordia, ganó hoy el Premio Nobel de la Paz en 1989 por décadas de lucha noviolenta para liberar a su país de China.

Él dijo en respuesta: “Mi caso no es nada especial. Soy un simple monje budista, ni más ni menos ". Expresó su esperanza de que el premio centre la atención en la compasión en cada ser humano.

China calificó el premio como un insulto e injerencia en sus asuntos internos.

Un propósito claro del comité noruego del Nobel fue enviar un mensaje de apoyo al movimiento prodemocracia en China.

Los analistas también dijeron que podría ayudar eventualmente a romper el estancamiento entre China, que ha ocupado la nación del Himalaya desde 1950, y el Dalai Lama, que lidera un gobierno de exilio con sede en India.

En su cita, el comité mencionó el rechazo de la violencia por parte del Dalai Lama y sus predicaciones de respeto por todos los seres vivos. Elogió sus "propuestas constructivas y con visión de futuro para la solución de los conflictos internacionales".

Los premios anteriores se han utilizado para alentar a los activistas de derechos humanos y apoyar los esfuerzos por la paz. El líder polaco de Solidaridad, Lech Walesa, ganó en 1983 el premio de 1987 fue para el presidente Oscar Arias de Costa Rica por su plan de paz centroamericano, y las fuerzas de paz de la ONU recibieron el premio el año pasado.

El Dalai Lama, de 54 años, nació Tenzin Gyatso. Hijo de un granjero pobre, fue nombrado gobernante espiritual y temporal como el decimocuarto Dalai Lama a la edad de 5 años, justo antes de que el ejército chino marchara hacia el Tíbet. Huyó del Tíbet en 1959 después de un fallido levantamiento contra el dominio chino.

En Newport Beach, California, donde asiste a una conferencia, el Dalai Lama dijo: “Aprecio mucho ese tipo de reconocimiento sobre mis creencias. De hecho, siempre creí en el amor, la compasión y un sentido de respeto universal. Todo ser humano tiene ese potencial ".

"Este premio puede abrir los ojos de más personas para que vean su propia calidad", dijo el líder budista, que vestía sandalias y túnicas tradicionales rojas y naranjas.

En la ciudad Himalaya de Dharmsala, India, la base del gobierno del exilio, los tibetanos bailaron y cantaron en las calles.

A pesar de las enseñanzas de la no violencia del Dalai Lama, en los últimos dos años se han producido sangrientos enfrentamientos con las autoridades chinas en Lhasa, la capital tibetana.


El Dalai Lama gana el Premio Nobel de la Paz

El Dalai Lama, el líder político y religioso exiliado del Tíbet, fue nombrado hoy ganador del Premio Nobel de la Paz en 1989 en reconocimiento a su campaña no violenta durante casi 40 años para terminar con el dominio de China sobre su tierra natal.

El Comité Noruego del Nobel dijo que el líder budista tibetano de 54 años, que huyó a la India en 1959 después de un levantamiento fallido contra el gobierno chino en el que murieron miles de personas, estaba siendo reconocido porque él & # x27 & # x27 constantemente se ha opuesto al uso. de violencia & # x27 & # x27 en su campaña.

En cambio, dijo el comité, él & # x27 & # x27 ha defendido soluciones pacíficas basadas en la tolerancia y el respeto mutuo para preservar el patrimonio histórico y cultural de su pueblo. & # X27 & # x27.

La noticia de la selección llegó al Dalai Lama en Newport Beach, California, donde asistía a una conferencia para explorar enfoques del bienestar psicológico y la espiritualidad.

& # x27 & # x27Aprecio mucho ese tipo de reconocimiento sobre mis creencias, & # x27 & # x27, dijo. & # x27 & # x27De hecho, siempre creí en el amor, la compasión y un sentido de respeto universal. Todo ser humano tiene ese potencial. Mi caso no es nada especial. Soy un simple monje budista, ni más ni menos. & # X27 & # x27 Se carga la interferencia

El premio sigue a la represión violenta del movimiento democrático chino en junio, así como al aplastamiento de las manifestaciones independentistas y la imposición de la ley marcial en la capital del Tíbet, Lhasa. Egil Aarvik, presidente del Comité Noruego del Nobel, dijo que el premio no tenía motivaciones políticas. Pero dijo que los acontecimientos en el Este habían contribuido a la decisión de honrar al Dalai Lama y que la selección podría interpretarse como una señal de aliento para el movimiento democrático.

Wang Guisheng, consejero de la Embajada de China aquí, dijo a la Agencia de Noticias Noruega: & # x27 & # x27Es una interferencia en los asuntos internos de China & # x27. Ha herido los sentimientos del pueblo chino. Los asuntos de Tibet & # x27s son total y puramente asunto de China & # x27s. El Dalai Lama no es simplemente un líder religioso, sino también una figura política & # x27 & # x27 que busca & # x27 & # x27 dividir la madre patria y socavar la unidad nacional. & # X27 & # x27.

De los premios previstos en el testamento de Alfred Nobel, el industrial sueco e inventor de la dinamita, el Premio de la Paz es el único que se otorga aquí en lugar de Estocolmo. El comité de cinco miembros que otorga el Premio de la Paz está formado por académicos y políticos noruegos; los otros premios son otorgados por grupos suecos.

La selección del líder tibetano, que nació Tenzin Gyatso y tenía solo 5 años cuando fue llevado a Lhasa para ser instalado como el XIV Dalai Lama, se asemeja a la de varias otras elecciones en los últimos años en parecer reflejar una actitud, expresó. en el pasado por el Sr. Aarvik, esa paz mundial se considera cada vez más una cuestión de derechos humanos. Las consideraciones políticas a menudo han sido evidentes.

En 1983, el premio fue para Lech Walesa, líder del movimiento Solidaridad en Polonia, y el año siguiente para el arzobispo Desmond M. Tutu de Sudáfrica, entonces obispo.

El premio consiste en un diploma y una medalla de oro que se entregarán en una ceremonia aquí el 10 de diciembre y un premio en efectivo de tres millones de coronas suecas, actualmente valoradas en unos 455.000 dólares.

& # x27 & # x27El Dalai Lama ha desarrollado su filosofía de la paz a partir de una gran reverencia por todos los seres vivos y sobre el concepto de responsabilidad universal que abarca a toda la humanidad, así como a la naturaleza, & # x27 & # x27, dijo el comité de selección. Un foco en la lucha

Los diplomáticos dicen que los exiliados tibetanos esperan que el premio devuelva su lucha a la prominencia internacional, pero que también podría ser irritante en las relaciones entre India y China. Dicen que la presencia del Dalai Lama & # x27 en la India y el apoyo que se le brindó allí han causado resentimiento en Beijing en el pasado y que la declaración del Gobierno indio sobre la selección del Comité Nobel y # x27 de hoy fue redactada cuidadosamente para evitar ofender a China.

La declaración, que no mencionó al Tíbet, elogió al Dalai Lama como líder espiritual y defensor de la paz, pero enfatizó que su santuario en las estribaciones del Himalaya tenía fines espirituales y no políticos. Técnicamente, el Dalai Lama está obligado a abstenerse de la actividad política en la India, pero en la práctica es mayormente libre de hacer y decir lo que quiera.

Después de que los comunistas obtuvieron el poder en China, entraron en el aislado reino montañoso del Tíbet en 1950 y derrocaron la teocracia budista. El Dalai Lama intentó preservar el patrimonio religioso y cultural del Tíbet y su estructura social.

A medida que las infracciones chinas de los derechos tibetanos establecidos se volvían cada vez más brutales y se dirigían cada vez más contra los monjes y monasterios, luchó por desempeñar el papel de mediador. Pero después de que estalló un levantamiento a gran escala, él y 100.000 tibetanos huyeron a la India, donde se les dio asilo político. Se instaló en la ciudad norteña de Dharmsala en el Himalaya y formó un gobierno en el exilio.

El líder tibetano, que según los informes ha sido nominado para el premio durante los últimos tres años, fue seleccionado entre 101 nominaciones este año: 76 personas y 25 organizaciones.

Muchos estudiantes del premio habían predicho que dos prominentes disidentes checoslovacos, Vaclav Havel, el dramaturgo, y Jiri Hajek, un exministro de Relaciones Exteriores, ganarían el premio. Otros candidatos mencionados a menudo fueron Nelson Mandela, el nacionalista sudafricano encarcelado, y el ex presidente Ronald Reagan y el presidente de la Unión Soviética Mikhail S. Gorbachev, quienes fueron nominados por concluir un tratado de armas nucleares y mejorar las relaciones entre Oriente y Occidente. ---- Exiliados tibetanos jubilosos NUEVA DELHI, 5 de octubre - Para más de 100.000 tibetanos exiliados en la India, la población de refugiados tibetanos más grande del mundo, hoy fue un día de alegría sin límites.

Tashi Wandgi, portavoz del Dalai Lama en el exilio, dijo esta noche, & # x27 & # x27 Esto trae un importante reconocimiento a la contribución del Dalai Lama & # x27 a promover el entendimiento internacional & # x27 & # x27. & # X27 & # x27

Tres días de oración y celebraciones comenzarán al amanecer del viernes, en los campos de refugiados aquí en la capital india y en las comunidades de exiliados alrededor de Dharmsala, el hogar indio del Dalai Lama & # x27s, y en Darjeeling y alrededor de Leh en Ladakh - regiones del Himalaya tan cercanas en topografía y espíritu a su espectacular tierra natal de montaña como los tibetanos pudieron encontrar.


El Premio Nobel de la Paz es para el Dalai Lama del Tíbet

El Dalai Lama, líder espiritual exiliado del Tíbet, fue nombrado ganador del Premio Nobel de la Paz de 1989 el jueves.

El Comité Noruego del Nobel, que anunció el premio en Oslo, citó las luchas no violentas del Dalai Lama para recuperar la autonomía de su patria frente a China y su defensa de "soluciones pacíficas basadas en la tolerancia y el respeto mutuo para preservar el patrimonio histórico y cultural de su país". gente."

Egil Aarvik, presidente del Comité Nobel, dijo que el premio tenía la intención de enviar un mensaje de apoyo y una súplica por la no violencia a todos aquellos que luchan por los derechos humanos y la liberación nacional en todo el mundo, incluidos China, la Unión Soviética y Europa del Este.

Asesores de alto nivel en el gobierno de exilio del Dalai Lama, con sede en India, declararon que el premio fue un importante impulso moral para la causa tibetana, así como una bofetada a China tras la masacre de manifestantes a favor de la democracia en Beijing en junio. Los funcionarios chinos expresaron su irritación y acusaron al Comité Noruego del Nobel de entrometerse en los asuntos internos de China.

En una conferencia de prensa en Newport Beach, donde ha estado asistiendo a una conferencia de paz de una semana, el líder budista más conocido del mundo, venerado por sus seguidores como un rey-dios, se encogió de hombros ante el premio.

“Muchos amigos estaban encantados”, dijo el Dalai Lama, de 54 años, con una amplia sonrisa. “Yo mismo, no tanto. . . . Sigo siendo solo un monje budista, ni más ni menos ".

Pero "desde el punto de vista tibetano, es fantástico", dijo Tenzin Geyche Tethong, su secretario personal durante 25 años. "Indirectamente, es un tremendo impulso moral y una especie de reconocimiento mundial de la tragedia tibetana".

El Dalai Lama, vestido con una túnica granate y azafrán y sandalias de plástico, indicó a los periodistas que podría gastar el premio de 469.000 dólares en estudios de paz o alivio del hambre. El premio de la paz, el primero que gana un asiático, se entregará formalmente el 10 de diciembre en Oslo.

El Dalai Lama y su personal dijeron que esperan que el premio ayude a centrar la atención en la difícil situación de las personas que viven dentro del Tíbet, una región del Himalaya más de tres veces el tamaño de Texas que, bajo la etiqueta "Región Autónoma del Tíbet", ha estado firmemente controlado por los chinos desde 1951.

Según los ayudantes del Dalai Lama, 1,2 millones de tibetanos han muerto como resultado de la ocupación china y más de 6.000 monasterios han sido destruidos. Beijing, que impuso la ley marcial en la región en marzo, disputa enérgicamente estas cifras.

(Cuando se habla de Tíbet, el Dalai Lama se refiere a toda el área de China tradicionalmente habitada por tibetanos, incluida la Región Autónoma del Tíbet (población: alrededor de 2 millones), la provincia china de Qinhai y las áreas habitadas por tibetanos de varias provincias adyacentes. Usando esta definición, él cuenta con 6 millones de tibetanos).

Quizás sobre todo, los tibetanos temen el "genocidio cultural" de los chinos que se han trasladado a áreas que han sido dominadas por los tibetanos y amenazan con abrumarlos, dijo el Dalai Lama.

Un portavoz de la embajada china en Oslo expresó su disgusto el jueves por la decisión del Comité Nobel.

"Dar el premio de la paz al Dalai Lama es una clara interferencia en los asuntos internos de China", dijo a la prensa el portavoz de la embajada, Wang Guisheng. “La decisión ha herido profundamente los sentimientos del pueblo chino.

"El Tíbet ha sido una parte indivisible del territorio chino durante años", dijo Wang. "Los asuntos tibetanos son completamente asuntos internos de China".

Desde su base en Dharamsala, India, el Dalai Lama ha funcionado como líder espiritual y político de los tibetanos que quedaron atrás, así como de 100.000 tibetanos en el exilio. Ha formado lo que él llama una constitución democrática del Tíbet, una combinación única de monarquía constitucional, democracia popular y principios budistas de no violencia y tolerancia.

Hasta el derramamiento de sangre en Beijing el verano pasado, había entablado conversaciones indirectas con los chinos sobre el futuro de su patria.

En junio de 1988, el Dalai Lama abandonó su demanda de independencia del Tíbet en favor de la desmilitarización por parte de China. En declaraciones al Parlamento Europeo, pidió un Tíbet autónomo, con China a cargo de la defensa y los asuntos exteriores.

China rechazó el plan como un "intento de distorsionar la historia".

"Si el Tíbet tomó las armas, siguió el curso violento, eso es casi como un suicidio", dijo el jueves el Dalai Lama. “Entiendo que hay sentimientos desesperados”, agregó, pero “siempre creo que la no violencia es algo importante.

“La mejor manera de resolver los conflictos humanos es mediante la comprensión, no la lucha”, continuó. "Paciencia."

Al anunciar el premio, el Comité Nobel citó el rechazo de la violencia por parte del Dalai Lama y sus predicaciones de respeto por todos los seres vivos. Elogió sus "propuestas constructivas y con visión de futuro para la solución de los conflictos internacionales".

El premio representa un apoyo moral al enfoque conciliador del Dalai Lama en las negociaciones con China, un mensaje quizás dirigido en parte a los tibetanos más militantes.

En los meses transcurridos desde la brutal represión por parte del ejército chino del movimiento estudiantil en favor de la democracia en Beijing, muchos jóvenes monjes y estudiantes tibetanos han desafiado abiertamente al Dalai Lama y abogando por un enfoque más militante.

A pesar de las enseñanzas de la no violencia del Dalai Lama, en los últimos dos años se han producido sangrientos enfrentamientos con las autoridades chinas en Lhasa, la capital tibetana.

Hasta 30 personas murieron en marzo. Las manifestaciones se informaron tan recientemente como el mes pasado.

Pero, incluso entonces, el Dalai Lama resistió los llamamientos de sus jóvenes seguidores para alejarse de cuatro décadas de no violencia hacia una mayor militancia.

Además, en todas las apariciones públicas recientes, el líder espiritual ha impulsado su propuesta de paz de cinco puntos para el Tíbet, la más reciente durante su discurso el año pasado ante el Parlamento Europeo.

La propuesta, en parte, pide a China que abandone una política de migración interna que, según los tibetanos, amenaza su propia supervivencia para dejar de usar el Tíbet como un sitio para producir armas nucleares y verter desechos nucleares, y comenzar "negociaciones serias sobre la estado futuro del Tíbet ". Cuando habla de Tíbet, se refiere a toda la zona tradicionalmente habitada por tibetanos, incluida la provincia china de Qinghai.

Hasta el anuncio del Premio Nobel, muchos tibetanos sintieron que el mundo exterior había perdido interés en su causa.

Decepción con el mundo

“Ha habido un fuerte sentimiento entre nuestra gente de que ya no hay reconocimiento internacional de nuestra lucha, un sentimiento de decepción que llevó a un debate serio sobre la necesidad de adoptar un enfoque más violento”, dijo Tashi Wangdi, un alto asistente de la Dalai Lama y ministro de Educación en el gobierno del exilio.

"Y esto ha estado causando mucha preocupación a Su Santidad, quien ha estado argumentando con mucha fuerza lo contrario".

Egil Aarvik, presidente del Comité Noruego del Nobel, dijo que el líder budista fue nominado en años anteriores, "pero los eventos en el Este, particularmente en China en el último año, han hecho que la candidatura del Dalai Lama sea más oportuna ahora que antes".

Harald Boeckman, del Instituto de Asuntos de Asia Oriental de la Universidad de Oslo, dijo que el premio podría fortalecer la posición negociadora del Dalai Lama "y acelerar el proceso hacia un acuerdo" al generar "un caos creativo y productivo".

El líder religioso también ha participado activamente en muchas otras causas internacionales, entre ellas los esfuerzos por vincular la ciencia y la religión, específicamente el budismo. Fue esa misión la que lo llevó a Newport Beach esta semana, donde ha abordado preguntas sobre temas como la ira, la reencarnación y la humildad ante una audiencia de psicólogos, científicos y devotos de la Nueva Era.

Cuando se le pidió que describiera el significado del Dalai Lama a su pueblo, su asistente Wangdi dijo: "Para los tibetanos, Su Santidad lo es todo: su dios, su rey".

En el exilio, la mayoría de los tibetanos se adaptan, pero "nunca abandonan su fe en el Dalai Lama", dijo Tseten Phanucharas, de 42 años, quien dejó el Tíbet en 1958 y ahora es director administrativo del Hospital St. John en Santa Mónica. "Es el mejor ejemplo de la forma en que quiero ser: compasivo, total honestidad, sencillez, humildad y sabiduría".

Conocido por ser extremadamente accesible, el Dalai Lama se detendrá y hablará con casi cualquier persona que lo mire, dijo.

"No puedes ayudar a sentirte feliz cuando estás cerca de él", dijo Kal Wangden, de 38 años, de Anaheim, un tibetano que se ofreció como voluntario para ayudar a proteger al Dalai Lama y su séquito de ocho durante su estadía en el condado de Orange.

En toda la enorme comunidad tibetana de Dharamsala, India, donde el Dalai Lama estableció su sede en 1959, se planearon celebraciones el jueves por la noche en su honor. Pero ninguno de ellos fue sancionado oficialmente.

Smith informó desde el condado de Orange y Fineman desde Nueva Delhi. El redactor del Times, David Holley, en Beijing, contribuyó a este artículo.

HOMBRE DETERMINADO: El ganador del Nobel es compasivo pero también duro. Página 17

El Dalai Lama proviene de una región que ha estado en repetidos conflictos con Beijing. Los movimientos independentistas han estado activos y la violencia ha estallado esporádicamente durante las protestas desde 1987. Aquí hay algunos datos básicos: La tierra - Con una superficie de 471,662 millas cuadradas, la región remota comprende montañas cubiertas de nieve y mesetas azotadas por el viento que son las más altas del mundo. Partes de ella nunca se han explorado. El clima es seco y frío.

La gente: población de alrededor de 2 millones, principalmente en el sur, incluidos agricultores, nómadas y habitantes de la ciudad. Dialectos relacionados con el birmano. La religión es el lamaísmo, una rama del budismo. Aproximadamente una quinta parte de las personas son lamas (monjes).

Gobierno - Región autónoma de China, con capital en Lhasa (población 84.000). Aunque en teoría es autónomo, está bajo estricto control de China.

Economía: principalmente agrícola. El cultivo principal es la cebada y la principal exportación es la lana. El tejido de telas y la fabricación de alfombras son industrias domésticas.

Historia - Se convirtió en un reino poderoso en el siglo VII d.C. Invadida por los mongoles a finales del siglo XIII. El Dalai Lama se convirtió en autoridad civil y gobernante en el siglo XVII. Cayó bajo el control chino a principios del siglo XVIII. Rival Panchen Lama entronizado por China en 1944. Las tropas comunistas chinas invadieron en 1950. El acuerdo entre China y el Tíbet en 1951 prometía autonomía, pero China apretó el control en las décadas de 1950 y 1960. Los tibetanos intentaron rebelarse en 1959, fueron aplastados y el Dalai Lama huyó al exilio.

Eventos recientes - Desde el 1 de octubre de 1987, los seguidores del Dalai Lama han realizado cuatro manifestaciones importantes en Lhasa contra el dominio chino. Todos fueron desarticulados por las autoridades. Al menos 30 personas murieron, la mayoría a manos de la policía.


Cómo y por qué el Dalai Lama ganó el Premio de la Paz

Personas cercanas al proceso de selección del Premio Nobel de la Paz dicen que el Dalai Lama, el líder tibetano exiliado, obtuvo la ventaja sobre otros candidatos, incluido el presidente Mikhail S. Gorbachev de la Unión Soviética, en gran parte debido a la brutal represión del movimiento democrático en China. y la indignación internacional que siguió.

Como China llamó al Dalai Lama & # x27s honor & # x27 & # x27 ridículo, & # x27 & # x27 personas en Oslo cercanas al Comité Nobel noruego dijeron en entrevistas telefónicas que la elección del Dalai Lama fue un intento de influir en los eventos en China y para reconocer los esfuerzos de los líderes estudiantiles del movimiento democrático, que fue aplastado por las tropas chinas en junio.

El Dalai Lama, como líder religioso y político del Tíbet, ha estado librando una lucha no violenta durante casi 40 años para poner fin a la dominación china de su tierra natal.

Fue nombrado ganador del premio en 1989 la semana pasada y estuvo & # x27 & # x27entre los favoritos desde el principio & # x27 & # x27, dijo Jakob Sverdrup, secretario del Comité Nobel y director del Instituto Nobel, que proporciona los cinco- comité de miembros con información sobre los candidatos.

El Sr. Sverdrup dijo que el premio a menudo oscilaba entre los ganadores que representaban los ideales humanitarios y los que se encontraban en las trincheras de la política de poder internacional. La elección del Dalai Lama fue en cierto modo una combinación de ambos, dijo.

Sus comentarios se produjeron cuando China volvió a denunciar el premio al lama de 54 años y calificó la acción como parte de un complot occidental para dividir el país y restaurar un sistema feudal en el Tíbet. People & # x27s Daily, el periódico del Partido Comunista, dijo que el Premio Nobel de la Paz se había & # x27 & # x27 convertido en una herramienta para que ciertas personas en los países occidentales logren su propósito secreto. & # X27 & # x27 El factor de derechos no es novedoso

& # x27 & # x27 Por supuesto, los derechos humanos fueron un aspecto importante de la decisión de dárselos al Dalai Lama, & # x27 & # x27, dijo Sverdrup, & # x27 & # x27, incluyendo esta vez, los derechos humanos de toda una nación. Pero China se queja de que estamos interviniendo en sus asuntos internos. Cuando Sajarov recibió el premio, fue una intervención en los asuntos soviéticos.

& # x27 & # x27Incluso cuando Martin Luther King lo consiguió, estábamos tratando de influir en Estados Unidos. Lo hemos hecho varias veces. No podemos ver nada malo en eso. & # X27 & # x27

Las personas que han seguido de cerca o ayudado al comité dijeron que sus miembros, entre los que se encuentran destacados ex políticos noruegos, un académico y un novelista, permanecieron indecisos durante algún tiempo sobre a quién elegir.

Además del Sr. Gorbachov, entre los favoritos estaban Vaclav Havel y Jiri Hajek, destacados disidentes checoslovacos.

El comité se decidió por el Dalai Lama a mediados de septiembre, dijeron estos informantes, tres meses después de que cientos de personas murieran en Beijing cuando las autoridades chinas tomaron medidas enérgicas contra el movimiento democrático. A raíz de la represión, los noruegos presionaron para que el movimiento y los líderes estudiantiles # x27 fueran nombrados como destinatarios del premio de este año & # x27s, a pesar de que la fecha límite del 1 de febrero para las nominaciones había pasado hace mucho tiempo.

La elección del Dalai Lama, que huyó del Tíbet a la India en 1959 en un fallido levantamiento contra el gobierno chino en el que murieron miles de personas, fue visto como un símbolo de los anhelos de los estudiantes y una forma de ayudar a promover un legítimo proceso de paz. Propuesta de compromiso

El Dalai Lama ha ofrecido un compromiso a los chinos que convertiría al Tíbet en una nación autónoma pero le daría a China el control de su política exterior. El gobierno de Beijing ha incorporado al Tíbet como una región autónoma que llama Xizang.

El líder budista ha dicho que también estaba dispuesto a aceptar una presencia militar limitada de los chinos hasta que se pudiera convocar una conferencia de paz en el área. Aunque los contactos entre los tibetanos y las autoridades chinas se han estancado, los expertos en el proceso del Comité Nobel dicen que un esfuerzo de paz no necesita llegar a una conclusión exitosa para que sus líderes reciban el premio.

& # x27 & # x27 El comité estaba muy inseguro, & # x27 & # x27, dijo una persona cercana al comité, quien solicitó el anonimato.

& # x27 & # x27 Durante mucho tiempo, los checos y, por supuesto, Gorbachov, estuvieron muy por delante. Pero lo que sucedió en China influyó en el comité. No diría que fue absolutamente decisivo porque el Dalai Lama ya era candidato antes de eso. Pero en cierto modo, hizo que fuera mucho más fácil dárselo al Dalai Lama, especialmente porque el comité está muy interesado en conseguir ganadores de premios de varios continentes y siente que Asia ha estado muy poco representada entre los ganadores de premios. & # X27 & # x27


14º Dalai Lama, que fue el primer tibetano en ganar el Premio Nobel de la Paz: 2 wds.

Por favor encuentre debajo el 14º Dalai Lama, que fue el primer tibetano en ganar el Premio Nobel de la Paz: 2 wds. respuesta y solución que es parte de Crucigrama temático diario 28 de junio de 2019 Respuestas. Muchos otros jugadores han tenido dificultades con el 14º Dalai Lama, que fue el primer tibetano en ganar el Premio Nobel de la Paz: 2 wds. es por eso que hemos decidido compartir no solo esta pista para crucigrama, sino también todas las Respuestas diarias de crucigramas temáticos todos los días. En caso de que algo esté mal o falte, háganoslo saber dejando un comentario a continuación y estaremos más que felices de ayudarlo.


El Premio Nobel de la Paz 2014 fue otorgado conjuntamente a Kailash Satyarthi y Malala Yousafzai & # 8220 por su lucha contra la represión de niños y jóvenes y por el derecho de todos los niños a la educación. & # 8221

¿Es posible revocar un premio Nobel? No, no es posible según los estatutos de la Fundación Nobel, § 10. ¿Por qué utiliza la palabra Premio Nobel y no Premio Nobel? La entrega de los Premios Nobel no es un concurso ni una lotería y, por tanto, no hay ganadores ni perdedores.


El Premio Nobel de la Paz de 1989 Ganador:Su Santidad el Dalai Lama

En los últimos años, Su Santidad el Dalai Lama se ha convertido en un estadista internacional por la paz. Su constante negativa a adoptar el uso de la violencia en la lucha por la libertad del Tíbet le valió el Premio Nobel de la Paz en 1989.

Al otorgar el premio, el Comité Nobel dijo:

“Su Santidad el Dalai Lama en su lucha por la liberación del Tíbet se ha opuesto constantemente al uso de la violencia. En cambio, ha abogado por soluciones pacíficas basadas en la tolerancia y el respeto mutuo para preservar el patrimonio histórico y cultural de su pueblo.

Esta política de no violencia es aún más notable cuando se considera en relación con los sufrimientos infligidos al pueblo tibetano durante la ocupación de su país.

“Su Santidad ha desarrollado su filosofía de la paz a partir de una gran reverencia por todas las cosas vivientes y sobre el concepto de responsabilidad universal que abarca a toda la humanidad, así como a la naturaleza.

"En opinión del Comité Nobel, ha presentado propuestas constructivas y con visión de futuro para la solución de conflictos internacionales, cuestiones de derechos humanos y problemas ambientales globales".

En su respuesta al Comité del Nobel, Su Santidad habló de la necesidad de tolerancia, respeto y responsabilidad individual para que la humanidad y la naturaleza sobrevivan y prosperen.

"Me siento honrado, humilde y profundamente conmovido de que le dé este importante premio a un simple monje del Tíbet. No soy nadie en especial. Pero creo que el premio es un reconocimiento del verdadero valor del altruismo, el amor, la compasión y la no violencia que intento practicar.

“Acepto el premio con profunda gratitud en nombre de los oprimidos en todas partes y de todos aquellos que luchan por la libertad y trabajan por la paz mundial. Lo acepto como un tributo al hombre que fundó la tradición moderna de la acción no violenta para el cambio, Mahatma Gandhi, cuya vida me enseñó e inspiró.

"The problems we face today, violent conflicts, destruction of nature, poverty, hunger and so on, are human created problems which can be resolved through human effort, understanding and the development of a sense of brotherhood and sisterhood. We need to cultivate a universal responsibility for one another and the planet we share .

"I am optimistic that the ancient values that have sustained mankind are today reaffirming themselves to prepare us for a kinder, happier twenty-first century."

"We Tibetans hope to contribute to the development of a more peaceful, more humane and more beautiful world. A future free Tibet will seek to help those in need throughout the world, to protect nature, and to promote peace. I believe that our Tibetan ability to combine spiritual qualities with a realistic and practical attitude enables us to make a special contribution in however modest a way. This is my hope and prayer."

For more details read the following, or skip to the end.

Excerpts from the Statement of the Norwegian Nobel Committee, 1989

"Throughout its history Tibet has been a closed country, with little contact with the outside world. This is also true of modern times, and maybe explains why its leaders failed to attach due importance to formal de jure recognition of their country as an autonomous state. This, too, may be one of the reasons why the outside world did not feel under any obligation to support Tibet, when the country in 1950 and the years that followed was gradually occupied by the Chinese, who -- in direct opposition to the Tibetans' own interpretation -- claimed that Tibet has always been a part of China. In occupying the country the Chinese have, according to the conclusion reached by the International Commission of Jurists, been guilty of 'the most pernicious crime that any individual or nation can be accused of, viz. a wilful attempt to annihilate an entire people.'

"Meanwhile Tenzin Gyatso had by now reached the age of sixteen, and in the critical situation that now arose, he was charged with the task of playing the role of political leader to his people. Up till then the country had been ruled on his behalf by regents. He would have to assume the authority that the title of Dalai Lama involved, a boy of sixteen, without political experience, and with no education beyond his study of Buddhist lore, which he had absorbed throughout his upbringing.

"In his autobiography My Land and My People, he has given us a vivid account of his rigorous apprenticeship at the hands of Tibetan lamas, and he declares that what he learned was to prove no mean preparation for his allotted career, not least the political part of his work. It was on this basis he now developed the policy of non-violence with which he decided to confront the Chinese invaders. As a Buddhist monk it was his duty never to harm any living creature, but instead to show compassion to all life. It is maybe not to be wondered at that people so closely involved in what they call the world of reality should consider his philosophy somewhat remote from ordinary considerations of military strategy.

"The policy of non-violence was also, of course, based on pragmatic considerations: a small nation of some six million, with no armed forces to speak of, faced one of the world's military super-powers. In a situation of this kind the non-violent approach was, in the opinion of the Dalai Lama, the only practicable one.

"In accordance with this he made several attempts during the 1950s to negotiate with the Chinese. His aim was to arrive at a solution of the conflict that would be acceptable to both parties to the dispute, based on mutual respect and tolerance. To achieve this he staked all his authority as Dalai Lama to prevent any use of violence on the part of the Tibetans and his authority proved decisive, for as the Dalai Lama he is, according to the Buddhist faith, more than a leader in the traditional sense: he symbolises the whole nation. His very person is imbued with some of the attributes of a deity, which doubtless explains why his people, despite gross indignities and acute provocation, have to such a marked degree obeyed his wishes and abstained from the use of violence.

"From his exile in India he now waged his unarmed struggle for his people with untiring patience. He has every justification for calling his autobiography My Land and My People, because the life of the Tibetans is in truth his life.

"In the years after 1959, political support from the outside world remained conspicuous by its absence, apart from a few rather toothless UN resolutions that were adopted in 1961 and 1965. Throughout the sixties and seventies the Dalai Lama was regarded as a pathetic figure from a distant past: his beautiful and well-meaning philosophy of peace was unfortunately out of place in this world. That view has now changed.

"There are several reasons for this. What has happened -- and is still happening -- in Tibet has become more generally known, and the community of nations has started to feel a sense of joint responsibility for the future of the Tibetan people. That their trials and tribulations have failed to break the spirit of the Tibetans is another reason on the contrary their feeling of national pride and identity and their determination to survive have been enhanced, and these are expressed in massive demonstrations.

"Here, as in other parts of the world it is becoming increasingly obvious that problems cannot be solved by the use of brutal military power to crush peaceful demonstrations. In Tibet, as elsewhere, conflicts must be resolved politically through the medium of genuine negotiation.

"For perfectly understandable reasons the policy of non-violence is often regarded as something negative, as a failure to formulate a well-considered strategy, as a lack of initiative and a tendency to evade the issue and adopt a passive attitude. But this is not so: the policy of non-violence is to a very high degree a well thought-out combat strategy. It demands single-minded and purposeful action, but one that eschews the use of force. Those who adopt this strategy are by no means shirking the issue: they manifest a moral courage which, when all is said and done, exceeds that of men who resort to arms.

"It is courage of this kind, together with an incredible measure of self-discipline, that has characterised the attitude of the Dalai Lama. His policy of non-violence too, has been carefully considered and determined. As he himself put it in April last year (1988), after a peaceful demonstration in Lhasa had been fired on by troops: 'As I have explained on many occasions, non-violence is for us the only way. Quite patently in our case violence would be tantamount to suicide. For this reason, whether we like it or not, non-violence is the only approach, and the right one. We only need more patience and determination.'

"In 1987 the Dalai Lama submitted a peace plan for Tibet, the gist of which was that Tibet should be given the status of a 'peace zone' on a par with what had been proposed for Nepal, a proposal which the Chinese in fact have supported. The plan also envisaged a halt to Chinese immigration to Tibet. This has proceeded on such a scale that there is a risk of the Tibetans becoming a minority in their own country. Not least interesting is the fact that the plan also contains measures for the conservation of Tibet's unique natural environment. Wholesale logging operations in the forests on the slopes of the Himalayas have resulted in catastrophic soil erosion, and are one of the causes of flood disasters suffered by India and Bangladesh. The peace plan failed to initiate any negotiations with the Chinese, even though the discrepancies between the two sides were not particularly profound.

"The Dalai Lama's willingness to compromise was expressed still more clearly in his address to the European Parliament on June 15th last year, where he stated his readiness to abandon claims for full Tibetan independence. He acknowledged that China, as an Asian super-power, had strategic interests in Tibet, and was prepared to accept a Chinese military presence, at any rate until such time as a regional peace plan could be adopted. He also expressed his willingness to leave foreign policy and defence in the hands of the Chines. In return the Tibetans should be granted the right to full internal autonomy.

"In his efforts to promote peace the Dalai Lama has shown that what he aims to achieve is not a power base at the expense of others. He claims no more for his people than what everybody -- no doubt the Chinese themselves -- recognise as elementary human rights. In a world in which suspicion and aggression have all too long characterised relations between people and nations, and where the only realistic policy has been reliance on the use of power, a new confession of faith is emerging, namely that the least realistic of all solutions to conflict is the consistent use of force. Modern weapons have in fact excluded such solutions.

"The world has shrunk. Increasingly peoples and nations have grown dependent on one another. No one can any longer act entirely in his own interests. It is therefore imperative that we should accept mutual responsibility for all political, economic, and ecological problems.

"In view of this, few and fewer people would venture to dismiss the Dalai Lama's philosophy as utopian: on the contrary, one would be increasingly justified in asserting that his gospel of non-violence is the truly realistic one, with most promise for the future. And this applies not only to Tibet but to each and every conflict. The future hopes of oppressed millions are today linked to the unarmed battalions, for they will win the peace: the justice of their demands, moreover, is now so clear and the moral strength of their struggle so indomitable that they can only temporarily be halted by force of arms.

"In awarding the Peace Prize to His Holiness the Dalai Lama we affirm our unstinting support for his work for peace, and for the unarmed masses on the march in many lands for liberty, peace and human dignity."


Dalai lama wins 1989 Nobel Peace Prize

OSLO, Norway -- The dalai lama, Tibet's exiled god-king who has advocated non-violent struggle against Chinese domination of his homeland, was awarded the Nobel Peace Prize for 1989, Nobel officials announced Thursday.

China immediately accused the Nobel Committee of meddling in China's internal affairs in making the award, which observers had predicted would go to Czech dissidents or to democracy movements in the Soviet Baltic states.

'The Norwegian Nobel Committee has decided to award the prize to the 14th dalai lama, Tenzin Gyatso, the religious and political leader of the Tibetan people,' said Nobel Peace Committee Chairman Egil Aarvik.

Aarvik said the Norwegian Nobel Committee gave the dalai lama, 54, the prize for 'opposing the use of violence in his struggle for the liberation of Tibet.'

'He has instead advocated peaceful solutions based upon tolerance and mutual respect in order to preserve the historical and cultural heritage of his people,' the chairman said.

The dalai lama, who lives in exile in India, was in Newport Beach, Calif., to attend the international East-West Conference for world peace when the award was announced at 6 a.m. EDT. He is staying at the home of catsup heir Clifford Heinz and did not learn of the award until about two hours later from two aides.

'Frankly speaking, there was not much of a reaction,' Tenzin Geyche Tethong, secretary to the dalai lama, told United Press International by telephone. 'His holiness was not overly excited, but he feels greatly honored at the awarding of the prize to him as a recognition of his efforts for peace and understanding during the last three decades.

'He also feels this is a recognition of the Tibetan peoples' struggle freedom through peaceful means,' said the secretary.

The dalai lama was to meet with reporters later in the day.

Another spokesman, Lodi Gyari, explained at 7:15 a.m. EDT why the spiritual leader at that point had not learned of the award: 'To be very frank, we have yet to inform his holiness because he is still in prayer.'

The dalai lama has been a peace prize candidate for eight years and Geyche said, 'In a way he doesn't consider receiving the award by itself as important because he considers what he does more important.'

The dalai lama considers everyone who seeks peace to be a peacemaker and 'he doesn't consider himself extraordinary or particularly deserving of the award,' he said.

At the Chinese Embassy in Oslo, spokesman Wang Guisheng called the award 'a clear interference in the internal affairs of China.'

'The dalai lama is not only a religious leader, but an exiled political figure who is carrying on political efforts to try and split the fatherland and undermine national unity,' Wang said.

But Norwegian Foreign Minister Thorvald Stoltenberg said he hoped the award would help the dalai lama.

'The dalai lama's work to save his people's historical and cultural identity, and his message of non-violent understanding has inspired others to follow these ideals,' Stoltenberg said.

Aarvik said the dalai lama developed his philosophy of peace from 'a great reverence for all things living.'

'In the opinion of the committee, the dalai lama has come forward with constructive and forward-looking proposals for the solution of international conflicts, human rights issues and global environment patterns,' Aarvik said.

Born July 6, 1935, to a peasant family in northeastern Tibet, the dalai lama was 'recognized' at age 2 as the 14th in a series of god-kings to rule his native land. But he never exercised full sovereignty over the Himalayan 'roof of the world.'

The spiritual leader of the largest of the Tibetan Buddhist communities maintains his claim to the position of head of state in Tibet despite his exile in India.

At age 5 in 1940, he was brought to the capital Lhasa to be installed in the position of dalai lama of Tibet, but the country was ruled by a regent while he underwent his education and initiation.

By 1950, Chinese troops had crossed the border into Tibet, claiming the country constituted Chinese territory. The claim was hotly denied by Tibet, which said it had severed all ties with China after the fall of the last Chinese emperor in 1912.

In 1954, the young dalai lama traveled to Beijing for meetings with Chairman Mao Tse-tung. His visit lasted almost a year.

Norway's Nobel Committee said upon his return, the position in Tibet had 'seriously deteriorated.'

'Chinese infringements of established Tibetan rights were growing even more brutal and were in particular directed against the numerous monks and monasteries. The dalai lama fought to the utmost to play the role of mediator,' the Nobel Committee said.

In 1956, a revolt erupted in eastern Tibet and in subsequent years, continuous fighting took place between Chinese regulars and Tibetan guerillas.

The Nobel committee said by 1959 the conflict in Lhasa had escalated to a point when the dalai lama found he had no choice but to escape to India, where he was offered political asylum,' the committee added.

He settled in Dharamsala in the Himalayas and formed a government in exile. Some 100,000 Tibetans accompanied him to India and he has continued to exercise his religious functions in exile.

By the end of the 1960s, the dalai lama had traveled extensively to the West to mobilize support for Tibetan independence.


DALAI LAMA WINS NOBEL PEACE PRIZE

OSLO, OCT. 5 -- The Dalai Lama, Tibet's exiled spiritual and political leader, won the Nobel Peace Prize today for his non-violent struggle to free his homeland from Chinese rule. The Norwegian Nobel Committee cited the Dalai Lama's consistent opposition to violence and his advocacy of "peaceful solutions based upon tolerance and mutual respect in order to preserve the historical and cultural heritage of his people." Committee Chairman Egil Aarvik said the award was designed to send a message of support and a plea for non-violence to all those struggling for human rights and national liberation across the globe, including China, the Soviet Union and Eastern Europe. At the same time, officials acknowledged privately that the prize would be seen as a rebuke to governments such as China that had violently repressed movements for democracy. "I don't think they'll be very pleased with this decision," said one official, referring to the Chinese. Chinese officials here reacted angrily to the announcement. "It is interference in China's internal affairs," Wang Guisheng, counselor at the Chinese embassy, told the Norwegian News Agency NTB. "It has hurt the Chinese people's feelings. "Tibet's affairs are wholly and purely China's own business. The Dalai Lama is not simply a religious leader but also a political figure . . . who aims to divide the mother country and undermine political unity." Aarvik, in a brief interview after the announcement, said he hoped the prize would encourage the Chinese students who demonstrated for democracy in Beijing's Tiananmen Square this spring, to struggle non-violently for change. The government harshly suppressed that demonstration, gunning down hundreds of protesters and launching a wave of repression. "If this award can be interpreted as support to someone, it is to the students," Aarvik said. "It's not up to us to give advice, but if they will struggle for democracy and human dignity and human rights, I only wish them all possible luck and all God's blessings." The Dalai Lama, 54, is the first Asian to be awarded the peace prize who did not have to share it with someone else. At a press conference in Newport Beach, Calif., the Dalai Lama said: "For myself, I didn't have much feeling about it. But my friends, my colleagues, were . . . overjoyed." Much of the Norwegian press had speculated that the highly coveted prize would go to two Czechoslovak dissidents, former foreign minister Jiri Hajek and playwright Vaclav Havel. Committee officials refused to comment on why the two were passed over. Chai Ling, a prominent Chinese student leader, was also nominated, but her name was submitted too late for the 1989 award. She will be considered for next year's prize, officials said. The Dalai Lama, whose given name is Tenzin Gyatso, is the 14th in the centuries-long succession of Buddhist religious leaders who have ruled the kingdom of Tibet. He was named Dalai Lama at age 5 and received his education at Lhasa, the Tibetan capital, while the country was ruled by a council of monks. In 1950, when he was 15, he took over the government. One year later, Chinese troops occupied Tibet, enforcing the Chinese government's claim that the Himalayan kingdom was part of its territory. The Dalai Lama opposed the claim but sought to play a mediating role in order to preserve the country's cultural and religious heritage. He spent nearly a year in Beijing in 1954 seeking a compromise. But in 1959, following an abortive revolt, he fled to India with about 100,000 followers. Since that time, he has lived in the Indian town of Dharamsala in the Himalayan foothills and ruled over a government in exile. He has continued to demand an end to Chinese occupation and Tibetan independence but last year proposed to the European Parliament that Tibet become a self-governing nation within a union with China. The Chinese would control the country's foreign policy and would maintain a limited troop presence for an interim period, after which Tibet would become a neutral, demilitarized state, he proposed. China has rejected this proposal. Western travelers from Lhasa interviewed in Chengdu, China, said the Himalayan city has been tense ever since anti-Chinese riots erupted in early March of this year. The Chinese used armed force to put down the riots. More than a dozen persons were killed when police opened fire on the rioters. While he supported the dissidents, the Dalai Lama repeated his calls for non-violent resistance. Last month he persuaded the Tibetan Youth Congress to delay a formal call for armed struggle against the government. At a press conference announcing today's award, chairman Aarvik conceded that non-violence had failed to achieve independence for Tibet over the past three decades, but insisted there were no other equitable means. "Of course you may say it's a bit too unrealistic," he said of non-violence. "But if you look at the world today, what is the solution to conflict? Will violence or military power be the solution? No. . . . the path of peace is realistic. "That is why the Dalai Lama has been chosen -- because he is a very clear and outstanding spokesman for this peace philosophy." Western analysts in China said today that the award may trigger pro-independence demonstrations in the Tibetan capital. The analysts said they expect the Chinese soldiers and police who now maintain control of Lhasa under martial law to intensify security checks and patrols. But a spokesman for the Tibetan government-in-exile in Dharamsala told Reuter that the prize would encourage Tibetans to remain non-violent. "For so many years we have felt we have been neglected by the international community because we have been waging a non-violent struggle," said spokesman Thupten Samphe. "It is a vindication of his struggle. It is nothing but the recognition that non-violence is the right way forward." The award is also likely to exacerbate a diplomatic dilemma for India, which has provided sanctuary for as many as 100,000 Tibetan exiles, including the Dalai Lama, since the late 1950s. India and China fought a bitter border war in the Himalayas in 1962, and since then India periodically has used the Tibetan issue to rally international pressure against the government in Beijing. But a recent thaw in relations between India and China has led New Delhi to play down its public support for the Tibetan exiles. There were 101 candidates -- 76 individuals and 25 organizations -- for this year's prize, which is awarded annually by a six-member committee of Norwegian statesmen and academics. It includes an award of 3 million Swedish crowns, about $455,000. Other Nobel prizes for literature, chemistry, medicine, physics and economics will be announced in the next few weeks in Stockholm. The prizes are named after Al fred Nobel, the Swedish munitions manufacturer and inventor of dynamite, who bequeathed money for the prizes in 1895. The peace prize has been awarded 69 times since it was first bestowed in 1901. Last year it was won by the United Nations peace-keeping forces for their contribution to reducing world tensions. Washington Post correspondents Daniel Southerland in Chengdu, China, and Steve Coll in New Delhi contributed to this report.


Ver el vídeo: Dalai Lama Speaks After Receiving Nobel Peace Prize 1989 (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Abel

    Encuentro que no tienes razón. Estoy seguro. Lo discutiremos. Escribe en PM, nos comunicaremos.

  2. Meztizragore

    ¿Probablemente estés equivocado?

  3. Burt

    Felicito, por cierto, este magnífico pensamiento cae

  4. Wevers

    pensamiento muy interesante

  5. Cermak

    Hay algo en esto. Ahora todo me quedó claro, gracias por la información.

  6. Amery

    Creo que no tienes razón. Escribe en PM, discutiremos.



Escribe un mensaje